Panticosa desiste de su gran plan urbanístico y negocia otras fórmulas para reflotar la estación

El Ayuntamiento de Panticosa está decidido a buscar «otras opciones» alternativas al desarrollo urbanístico previsto en más de 20 hectáreas para conseguir reflotar la estación de esquí de la localidad, integrada en Aramón. Ante la situación actual del sector inmobiliario, el alcalde, Ricardo Laguna (PP), considera inviable la operación que iba a suponer la construcción de unas 650 viviendas y 570 plazas hoteleras, con cuyas plusvalías se pretendía modernizar el centro invernal. Por ello, el Consistorio negocia otras fórmulas que garanticen el futuro de este complejo, que en los últimos años ha arrojado resultados negativos.

El Ayuntamiento y Aramón firmaron en 2006 un convenio por el que estaba previsto recalificar 28 hectáreas de terrenos rústicos, de propiedad particular, como urbanizables y la mitad se cedería al holding para construir hoteles y viviendas, de modo que el dinero obtenido revertiría en la estación y el resto del suelo quedaría a disposición de sus dueños.

No obstante, en 2010 se rubricó un nuevo acuerdo por el que se rebajaba a 20 hectáreas la superficie de actuación y Aramón se comprometía a invertir al menos 13 millones de euros en el complejo invernal hasta 2013. Asimismo, garantizaba su apertura hasta 2021 «con un nivel de actividad y ocupación laboral igual como mínimo a los existentes en la temporada 2005–2006».

Pero la operación urbanística proyectada ha quedado en papel mojado ya que según Laguna, «legalmente era imposible llevarla a cabo», por lo que ve «absurdo» seguir por este camino. De hecho, recuerda que el plan recibió 90 alegaciones «y no se va a poder desarrollar ni en diez años».

Por ello, el primer edil ya ha hecho una propuesta alternativa a la empresa participada al 50% por el Gobierno de Aragón e Ibercaja, que pasa por ofrecer la cesión de «otro tipo de terrenos» de carácter urbano y propiedad municipal, situados en el casco de Panticosa y que a su entender tendrían una salida más fácil en el mercado. De esta forma, explica, «tendremos que poner algo de todos y no solo los propietarios particulares», como se pretendía en la fallida operación.

Pero el Ayuntamiento no solo está dispuesto a aportar suelo para asegurar la continuidad de la estación, e incluso muestra su intención de apoyar a Aramón económicamente, «con todos los medios disponibles», afirma el alcalde, quien se siente respaldado por la DGA en este complejo asunto, por el que en el último año ha mantenido « contactos continuos» con el holding.

En este sentido, el Consistorio no descarta asumir «una serie de actuaciones que consideramos que son prioritarias para la estación, como una pista innivada de acceso al pueblo», tal y como ya han trasladado al grupo al que pertenece el centro invernal.

«Tanto Aramón como el resto de partes implicadas, como ayuntamientos y otras instituciones, vamos a tener que hacer sacrificios», asegura. «En la situación económica actual –añade– todos tenemos que colaborar, incluidos otros municipios próximos que podrían poner algo como Biescas o Sabiñánigo, ya que también se benefician». «Nuestra intención es ceder lo que sea para mejorar la estación, pero no pagar una mala gestión», advierte el alcalde.

Para lograrlo, Laguna cree que una de las posibles soluciones es hacer de Panticosa un complejo «de bajo coste» reduciendo los precios y adaptándolos a la situación actual y a la oferta de otras estaciones como la francesa de Artouste, a solo 5 kilómetros de Formigal y que cobra 25 euros.

Otra de las propuestas consiste es especializarse en atraer a grupos de jóvenes, y de hecho ya se ha anunciado la comercialización para la próxima campaña de paquetes turísticos dirigidos a escolares de toda España, en una iniciativa que cuenta con el respaldo del Ayuntamiento, los hosteleros, la escuela de esquí y la estación.

En cuanto a las inversiones realizadas en los últimos años por el holding en las instalaciones panticutas, considera que «han sido mínimas». «No han hecho ni un remonte ni mejoras sustanciales, pero sí inversiones que quizá no eran las más necesarias», comenta. Mientras, desde Aramón defienden que «se han adelantado inversiones incluidas dentro del convenio y sí se han materializado actuaciones importantes».

Pese a todo, Ricardo Laguna es «optimista» respecto al futuro de la estación, y apunta que «solo el 10% de las pérdidas de Aramón corresponden a Panticosa»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.