Paisajes amenazados: el último refugio

Considerado uno de los últimos valles vírgenes habitados del Pirineo Aragonés, Castanesa conserva el sabor del Pirineo histórico. Sus montañas no han sido tocadas por el ladrillo. Aramón, sociedad participada al 50% por el Gobierno de Aragón e Ibercaja, proyecta un gran complejo turístico que incluiría una estación de esquí, un campo de golf, hoteles y 2.500 viviendas. El Ayuntamiento de Montanuy ya ha modificado el plan general para posibilitar esta operación urbanística.

Fuente: 19-07-2008, la vanguardia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.