«nadie quiere que el pirineo viva de mermeladas»

Marcelino Iglesias repitió en la entrevista que ayer publicó EL PERIODICO que «no podemos pedir a un joven que se quede en el Pirineo a hacer mermelada». Y la frase no ha gustado.

«Sólo hay que mirar a Francia para comprobar que existen otras alternativas para un turismo de calidad que aporta dinero a los jóvenes, como puede ser la industria o la ganadería», responde el conservacionista José Luis Martínez.

«La salida del presidente roza el ridículo, pero refleja la dicotomía existente: o el esquí o nada. Pero existe un abanico de miles de posibilidades. Creo que este discurso de Iglesias debe romperse ya de una manera definitiva y comenzar a hablar en serio de desarrollo», opina Paco Iturbe, de la plataforma por las montañas.

El presidente aragonés afirmó en la entrevista publicada ayer que «sólo con desarrollar el 0,3% del territorio del Pirineo se podría mantener una población de 50.000 habitantes». Iglesias lamentó los discursos románticos, porque, «al final, la gente se va a vivir a la ciudad». Y justificó la creación de Aramón como «la mejor fórmula para desarrollarse sin especular».

En línea con Iglesias, el presidente de la comarca del Alto Gállego, Mariano Fañanás, dijo: «Hemos de vivir de los recursos que nos da la montaña. Y uno es la nieve. Las estaciones de esquí crean puestos de trabajo que permiten asentar a los jóvenes».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.