Me gusta el oso

Soy ganadero de montaña, uno de los que no somos «la totalidad de ganaderos en contra del oso», como comentan los que dicen representarnos en la absurda «Mesa del Oso». En mi valle hay oso y yo estoy orgulloso de ello, y estoy seguro de que mi ganado, también. Escribo estas líneas porque lo del otro día colmó el vaso de la ignorancia. Una osa y su osezno han sido vistos por Castanesa y Montanuy. Y leo con estupor el titular: “El ganado y el oso son incompatibles”. Lo he oído muchas veces, pero lo que diga gente dispuesta a que destrocen su precioso valle, ampliando Cerler, y construyendo todo lo que se pueda… es una pena. Eso sí que es incompatible con la ganadería. Pero, por lo visto, les da igual. Pueden estar tranquilos con el oso porque, por desgracia, nunca podrá vivir allí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.