Las estaciones de esquí del grupo aramón movieron 178 millones

EL PERIODICO DE ARAGON

Las estaciones de esquí del grupo Aramón movieron 178 millones

La actividad de las estaciones de esquí del grupo Aramón movió 178 millones de euros durante la «larga» temporada pasada (2008-2009), según afirmó hoy en rueda de prensa el presidente del holding, Francisco Bono.

El crecimiento global fue del 7%. De este movimiento económico, el 20% se produjo en las estaciones y el resto en las empresas que abastecen a las estaciones y las que venden productos o servicios a los usuarios de las estaciones, dijo Bono.

La campaña pasada se caracterizó por la abundancia de nieve, aunque no siempre acompañada de buen tiempo», afirmó Francisco Bono, quien celebró que la temporada hubiera sido «larga» y como ejemplo señaló que Formigal abrió sus puertas el 15 de noviembre, antes del inicio oficial de la temporada en el puente de la Constitución, en los primeros días de diciembre y la temporada concluyó el pasado 19 de abril en Cerler y Formigal.

Francisco Bono continuó afirmando que la actividad del esquí aumenta la riqueza en las zonas donde se ubican las estaciones y, respecto a la crisis global, dijo que «no esperábamos que nos afectara«, una previsión que «se ha cumplido«, aunque sí han cambiado algunos hábitos de los esquiadores, por ejemplo la cantidad de días que acuden a las estaciones o el consumo que realizan en los establecimientos hosteleros de las estaciones.

El gasto medio diario efectuado por los esquiadores se cifra en 87 euros en las estaciones del Pirineo y 54 en las turolenses. Del gasto total, sólo el 20% corresponde a la venta de forfaits. El resto se reparte entre restauración, alojamientos hosteleros, transporte, comercio y otros servicios. Estas cifras ratifican el carácter de motor de la economía que representa Aramón en la comunidad.

En cuanto a la superficie esquiable, el Grupo Aramón ha ofrecido una media de 205 kilómetros durante toda la temporada en sus cinco centros invernales, con una media de 134 días abiertos, y espesores máximos medios que han llegado a casi los tres metros en cotas altas de las estaciones como Cerler, Formigal y Panticosa. Sobre las procedencias, casi el 70% de los esquiadores han procedido de fuera de la comunidad aragonesa.

Los más de 50 puntos de restauración de todo el Grupo han servido casi 1.300.000 bebidas, y casi medio millón de bocadillos y menús, lo que representa un 5,5% más que la pasada campaña. El número de alquileres de equipos también es un dato a destacar, con casi 180.000 pares de esquís y de tablas entre las cinco estaciones.

Francisco Bono expresó que también ha aumentado el número de eventos deportivos, lo que ha dado una «ventaja competitiva» a las estaciones de Aramón respecto a otras al introducir usos distintos a los deportivos en las estaciones, siempre para que «la gente se encuentre a gusto«.

El presidente de Aramón dijo que el grupo ha patrocinado el campeonato de España de discapacitados intelectuales y el Memorial ‘Francisco Fernández Ochoa’ contra el cáncer, entre otros. Aramón colaboró con el Instituto Aragonés de Empleo (INAEM) para seleccionar personal de temporada y ha promovido el conocimiento de la actividad deportiva del esquí en los centros escolares cercanos a las estaciones. El Grupo también colaboró con Montañeros de Aragón.

Aramón continuará ahora realizando actividades de verano para desestacionalizar la actividad de las estaciones, «vitalizar estas zonas fuera de la temporada de esquí«. En general, la temporada ha sido «larga y buena«, dijo Francisco Bono, quien celebró que las estaciones se hayan convertido en «destinos de ocio».

Por su parte, el director general de Aramón, Javier Andrés, afirmó que Aramón «ha consolidado su liderazgo en el sector de la nieve» en toda España. En 2008 las estaciones del Grupo recibieron clientes que eran asiduos de otras estaciones, dijo Andrés, quien añadió que estos clientes han sido fidelizados e, incluso, ha aumentado el número de nuevos clientes.

1,5 MILLONES DE USUARIOS

Por las estaciones de esquí del Grupo Aramón pasaron 1,27 millones de deportistas durante la temporada pasada, de los que 638.000 estuvieron en Formigal, 335.000 en Cerler, otros 125.000, en Panticosa, estación que obtuvo una cifra histórica, mientras que Javalambre y Valdelinares recibieron a 169.000 esquiadores.

El número total de visitantes fue de 1.500.000, ya que a los deportistas se unen otras personas que acuden a las estaciones a pasar el día. De los esquiadores, el 20% provienen de la Comunidad de Madrid, otro 20% acudieron desde la cornisa cantábrica junto con Navarra y La Rioja, mientras que un 13% se desplazó a las estaciones desde la Comunidad Valenciana. El grado de satisfacción es notable, según el director general de Aramón. La media de días de apertura fue de 134.

Javier Andrés destacó la ventaja que supone contar con el aeropuerto Huesca-Pirineos cerca de las estaciones, puesto que una persona que vive en La Coruña, Londres, Sevilla o Las Palmas no vendría si no hay un transporte que le haga venir en un periodo de tiempo competitivo. «Estamos poniendo facilidades a nuestros esquiadores«, dijo Andrés.

Por otra parte, Francisco Bono aludió al proyecto de aprovechamiento para el esquí de la zona de Castanesa y explicó que la primera fase se ejecutará durante los próximos tres años, pero el conjunto no estará listo antes de 15 ó 20 años.

TELECABINA EXPO

En otro orden de cosas, Javier Andrés reconoció que los datos de frecuencia de uso del telecabina que se abrió en Zaragoza con motivo de la Expo 2008 y que se mantiene abierto han sido «malos» durante el invierno pasado, ya que se alcanzaron cifras en torno a los 500 usuarios sólo en los fines de semana mejores y de unos 100 usuarios en los peores. Andrés comentó que «tardará un tiempo en revitalizarse la zona» y confió en que mejoren los datos.

Francisco Bono aclaró que esta situación «no supone ningún conflicto con el Ayuntamiento» de Zaragoza. Aramón tendrá «conversaciones» con el Ayuntamiento cuando concluya la vigencia del actual convenio, de dos años de duración.


HERALDO DE ARAGON
 

Las estaciones de Aramón logran un nuevo récord con 1.270.000 esquiadores

Las cinco estaciones que forman el grupo Aramón, Cerler, Formigal y Panticosa en el Pirineo de Huesca y Javalambre y Valdelinares en la Sierra Turolense, han logrado un nuevo récord histórico en la campaña 2008/2009, con un total de 1.270.000 esquiadores, que suponen un aumento interanual del 7 por ciento.

Montañas de Aragón (Aramón) ha cerrado una temporada histórica que le ha permitido consolidar su «liderazgo en el mercado nacional de nieve», han afirmado en rueda de prensa el presidente del grupo, Francisco Bono, y su director general, Javier Andrés.

Bono ha explicado que la temporada ha estado marcada por tres factores: la abundancia de nieve, aunque no siempre acompañada por el buen tiempo; la larga duración, desde mediados de noviembre hasta el 19 de abril, y los récords logrados en fechas señaladas, como el Puente de la Constitución, Navidades y Reyes.

La media de apertura de las estaciones fue de 134 días, con 205 kilómetros esquiables y unos espesores medios de entre 64 y 177 centímetros.

Todas las estaciones del grupo aragonés lograron aumentos en sus cifras de esquiadores, si bien destaca el crecimiento del 20 por ciento logrado por Panticosa, con más de 125.000.

Cerler superó los 335.000 esquiadores, y Formigal, los 638.000, mientras que las turolenses Javalambre y Valdelinares sumaron 169.000.

El aumento medio de esquiadores fue del 7 por ciento, frente al crecimiento medio del mercado nacional de esquí del 2,5 por ciento, lo que hace confiar a los responsables del grupo aragonés en la ganancia de cuota de mercado y en la consolidación de su «liderazgo».

Si se sumaran el resto de visitantes que no practicaron esquí, las estaciones de Aramón superaron el millón y medio de visitantes.

Aramón generó un volumen de negocio de 177 millones de euros, de los que el 20 por ciento corresponden a la venta de forfaits, y el resto a la restauración, los alojamientos, el transporte, el comercio y otros servicios.

Del negocio total, 161,7 millones corresponden a los valles del Pirineo con estaciones de Aramón, y 15,5 millones al Sistema Ibérico.

Bono ha admitido un ligero descenso del gasto medio por esquiador, hasta 87 euros en las estaciones del Pirineo oscense, y 54 en las turolenses, debido al cambio de hábitos y de frecuencias.

Según ha precisado, se ha contabilizado un mayor número de facturas, pero de menor importe, ya que muchos esquiadores han aprovechado la mayor diversificación de la oferta para pasarse «de la carta y el menú, hacia las bocaterías y las tapas».

Las cinco estaciones dieron empleo directo a 800 personas e indirecto a otras 13.000, el 8 por ciento más que la temporada anterior.

Respecto a la procedencia de los esquiadores, el 30,9 por ciento llegó de las distintas zonas de la Comunidad aragonesa; el 20 por ciento, de Madrid; otro tanto del País Vasco, Navarra, La Rioja, Asturias y Cantabria; el 13 por ciento de Levante, el 7 por ciento de Cataluña y el 9 por ciento restante de otros destinos.

Bono ha considerado que la ganancia de esquiadores se gestó la temporada pasada, cuando las instalaciones de Aramón recibieron un buen número de personas «rebotadas» de otras estaciones de esquí que no pudieron abrir en varias fechas por el mal tiempo y quedaron satisfechos con su experiencia.

La nota media que los esquiadores otorgan a los servicios de las estaciones de Aramón es de notable alto, en concreto de 7,72 puntos sobre 10.

El director general de Aramón, Javier Andrés, ha hecho un balance «satisfactorio» de la experiencia piloto puesta en marcha con la aerolínea Pirenair, ya que los paquetes de viaje «avión+forfait» han permitido acceder a un cliente que de otra manera no iría a esquiar.


EUROPA PRESS
 

La actividad de las estaciones de esquí de Aramón movió 178 millones de euros durante la «larga» temporada pasada

La actividad de las estaciones de esquí del Grupo Aramón movió 178 millones de euros durante la «larga» temporada pasada (2008-2009), según afirmó hoy en rueda de prensa el presidente del holding, Francisco Bono. El crecimiento global fue del siete por ciento. De este movimiento económico, el 20 por ciento se produjo en las estaciones y el resto en las empresas que abastecen a las estaciones y las que venden productos o servicios a los usuarios de las estaciones, dijo Bono.

   La campaña pasada se caracterizó por la abundancia de nieve, aunque no siempre acompañada de buen tiempo», afirmó Francisco Bono, quien celebró que la temporada hubiera sido «larga» y como ejemplo señaló que Formigal abrió sus puertas el 15 de noviembre, antes del inicio oficial de la temporada en el puente de la Constitución, en los primeros días de diciembre y la temporada concluyó el pasado 19 de abril en Cerler y Formigal.

   Francisco Bono continuó afirmando que la actividad del esquí aumenta la riqueza en las zonas donde se ubican las estaciones y, respecto a la crisis global, dijo que «no esperábamos que nos afectara», una previsión que «se ha cumplido», aunque sí han cambiado algunos hábitos de los esquiadores, por ejemplo la cantidad de días que acuden a las estaciones o el consumo que realizan en los establecimientos hosteleros de las estaciones.

   El gasto medio diario efectuado por los esquiadores se cifra en 87 euros en las estaciones del Pirineo y 54 en las turolenses. Del gasto total, sólo el 20 por 100 corresponde a la venta de forfaits. El resto se reparte entre restauración, alojamientos hosteleros, transporte, comercio y otros servicios. Estas cifras ratifican el carácter de motor de la economía que representa Aramón en la comunidad.

   En cuanto a la superficie esquiable, el Grupo Aramón ha ofrecido una media de 205 kilómetros durante toda la temporada en sus cinco centros invernales, con una media de 134 días abiertos, y espesores máximos medios que han llegado a casi los tres metros en cotas altas de las estaciones como Cerler, Formigal y Panticosa. Sobre las procedencias, casi el 70 por 100 de los esquiadores han procedido de fuera de la comunidad aragonesa.

   Los más de 50 puntos de restauración de todo el Grupo han servido casi 1.300.000 bebidas, y casi medio millón de bocadillos y menús, lo que representa un 5,5 por 100 más que la pasada campaña. El número de alquileres de equipos también es un dato a destacar, con casi 180.000 pares de esquís y de tablas entre las cinco estaciones.

   Francisco Bono expresó que también ha aumentado el número de eventos deportivos, lo que ha dado una «ventaja competitiva» a las estaciones de Aramón respecto a otras al introducir usos distintos a los deportivos en las estaciones, siempre para que «la gente se encuentre a gusto».

   El presidente de Aramón dijo que el Grupo ha patrocinado el campeonato de España de discapacitados intelectuales y el Memorial ‘Francisco Fernández Ochoa’ contra el cáncer, entre otros. Aramón colaboró con el Instituto Aragonés de Empleo (INAEM) para seleccionar personal de temporada y ha promovido el conocimiento de la actividad deportiva del esquí en los centros escolares cercanos a las estaciones. El Grupo también colaboró con Montañeros de Aragón.

   Aramón continuará ahora realizando actividades de verano para desestacionalizar la actividad de las estaciones, «vitalizar estas zonas fuera de la temporada de esquí». En general, la temporada ha sido «larga y buena», dijo Francisco Bono, quien celebró que las estaciones se hayan convertido en «destinos de ocio».

   Por su parte, el director general de Aramón, Javier Andrés, afirmó que Aramón «ha consolidado su liderazgo en el sector de la nieve» en toda España. En 2008 las estaciones del Grupo recibieron clientes que eran asiduos de otras estaciones, dijo Andrés, quien añadió que estos clientes han sido fidelizados e, incluso, ha aumentado el número de nuevos clientes.

1,5 MILLONES DE USUARIOS

   Por las estaciones de esquí del Grupo Aramón pasaron 1.270.000 deportistas durante la temporada pasada, de los que 638.000 estuvieron en Formigal, 335.000 en Cerler, otros 125.000, en Panticosa, estación que obtuvo una cifra histórica, mientras que Javalambre y Valdelinares recibieron a 169.000 esquiadores.

   El número total de visitantes fue de 1.500.000, ya que a los deportistas se unen otras personas que acuden a las estaciones a pasar el día. De los esquiadores, el 20 por ciento provienen de la Comunidad de Madrid, otro 20 por ciento acudieron desde la cornisa cantábrica junto con Navarra y La Rioja, mientras que un 13 por ciento se desplazó a las estaciones desde la Comunidad Valenciana. El grado de satisfacción es notable, según el director general de Aramón. La media de días de apertura fue de 134.

   Javier Andrés destacó la ventaja que supone contar con el aeropuerto Huesca-Pirineos cerca de las estaciones, puesto que una persona que vive en La Coruña, Londres, Sevilla o Las Palmas no vendría si no hay un transporte que le haga venir en un periodo de tiempo competitivo. «Estamos poniendo facilidades a nuestros esquiadores», dijo Andrés.

   Por otra parte, Francisco Bono aludió al proyecto de aprovechamiento para el esquí de la zona de Castanesa y explicó que la primera fase se ejecutará durante los próximos tres años, pero el conjunto no estará listo antes de 15 ó 20 años.

TELECABINA EXPO

   En otro orden de cosas, Javier Andrés reconoció que los datos de frecuencia de uso del telecabina que se abrió en Zaragoza con motivo de la Expo 2008 y que se mantiene abierto han sido «malos» durante el invierno pasado, ya que se alcanzaron cifras en torno a los 500 usuarios sólo en los fines de semana mejores y de unos 100 usuarios en los peores. Andrés comentó que «tardará un tiempo en revitalizarse la zona» y confió en que mejoren los datos.

   Francisco Bono aclaró que esta situación «no supone ningún conflicto con el Ayuntamiento» de Zaragoza. Aramón tendrá «conversaciones» con el Ayuntamiento cuando concluya la vigencia del actual convenio, de dos años de duración.


ARAGON DIGITAL
 

Aramón consolida su liderazgo en el mercado de la nieve con casi 1.270.000 esquiadores

 El Grupo Aramón consolida su liderazgo en el mercado nacional una temporada más con casi 1.270.000 esquiadores, un 7% más con respecto a la 2007-08. Los esquiadores han generado un gasto total de 177 millones de euros en las comarcas de las estaciones de esquí, 162 millones de euros en el Pirineo y 15 millones de euros en Teruel.
 
El Grupo Aramón consolida su liderazgo en el mercado de la nieve nacional con casi 1.270.000 esquiadores esta temporada, un 7% más que en la 2007-08. Este dato se ve incrementado por la afluencia de visitantes, lo que supone que finalmente han pasado por las estaciones de esquí más de 1,5 millones de personas. “Ganar cota de mercado es difícil con nuestras cifras porque en los grandes complejos una parte importante del esquiador es fiel”, ha indicado el presidente del Grupo Aramón, Francisco Bono.

Este dato representará, a la espera de los balances de todas las estaciones de esquí nacionales, el 20% de la cuota de mercado. “Nos ha permitido consolidar de manera definitiva el liderazgo en el mercado nacional y ser un referente”, ha explicado Bono. Del total de esquiadores, el 20% ha llegado procedente de Madrid, el 7% de Cataluña, el 13% de Levante, y casi el 20% de las comunidades del norte del país (País Vasco, Navarra, La Rioja, Asturias y Cantabria).

Por estaciones, Cerler ha superado los 335.000 esquiadores; Formigal los 638.000; Panticosa ha sobrepasado los 125.000; Valdelinares los 115.000; y Javalambre los 54.000. Este incremento de esquiadores en todas las estaciones de Aramón ha sido especialmente destacable en Panticosa, donde el aumento ha sido del 20% con respecto a la temporada pasada.

A pesar de la coyuntura económica, los esquiadores han generado un gasto de 177 millones de euros en las comarcas donde están ubicados los centros invernales. En los valles del Pirineo se han generado 162 millones de euros, mientras que en el Sistema Ibérico ha sido de 15 millones de euros. Así, el gasto medio diario de los esquiadores se ha cifrado en 87 euros en el Pirineo y 54 en Teruel. De todo este gasto, es representativo que sólo el 20% corresponde a forfaits. “Las zonas donde están las estaciones han sido una especie de isla optimista dentro de la crisis”, ha señalado Bono.

 

La crisis no ha afectado de manera significativa a los hábitos de consumos. Así, tan sólo se ha notado un cambio de hábitos de comportamiento, en la frecuencia de días de estancia y en el uso de las zonas de restauración. “En conjunto no se ha notado”, ha señalado Bono.

La temporada ha sido buena en cuanto a condiciones meteorológicas. La nieve ha sido abundante durante toda la temporada y el tiempo ha acompañado a la práctica del esquí durante buena parte del año. Así, el Grupo Aramón ha ofrecido una media de 205 kilómetros en sus cinco centros invernales, con una media de 134 abiertos y espesores medios que han llegado a casi los tres metros en cotas altas de estaciones como Cerler, Formigal y Panticosa.

Las estaciones de esquí del Grupo Aramón han empleado de manera directa a casi 1.000 trabajadores y han generado de manera indirecta 13.000 puestos de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.