Las cuentas de aramón

Sabemos que Formigal admite unas pérdidas de 33 millones de euros de los 81 millones de la deuda de Aramón. ¿Cuál será la realidad? También sabemos que Aramón ha diseñado el PGOU de Montanuy ajustando las reclasificaciones a los terrenos sobre los que había firmado opciones de compra, para construir 3.500 viviendas y 3 campos de golf en Castanesa. Un valle en el que apenas viven un centenar de personas y que tiene unos valores naturales y culturales únicos en el Pirineo Aragonés.

¿Qué valle atropellará el Gobierno de Aragón si la Fiscalía de Huesca encuentra ilegalidades en el convenio por el que se ha elaborado el PGOU de Castanesa?, o ¿si el juez de Boltaña da la razón a los vecinos que reclaman parte de los terrenos que esta empresa quiere vender en Cerler? Mientras la empresa pretende evitar su creciente desprestigio social regalando muebles usados que desecha de sus instalaciones, realizando comidas para gremios a los que desarraiga por la transformación de los valles y otras lindezas, ¿dónde queda el objetivo de promover el desarrollo económico y social de las zonas de montaña?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.