La visera salva aludes de la a139 está «prácticamente terminada»

HERALDO DE ARAGON

La visera salva aludes de la A139 está «prácticamente terminada»

Desde Llanos del Hospital aseguran que esperan el invierno «con mucha más tranquilidad».

La visera salva aludes del Valle de Benasque,  situada sobre la carretera la A-139 está «prácticamente terminada» según han informado desde Llanos del Hospital.

En la estación aseguran que contemplan el invierno «con mucha más tranquilidad» y han afirmado que probablemente reciba el nombre de ‘Les Llauradises’, nombre del barranco que baja de la Tuca de Dalliu.


EL PERIODICO DE ARAGON

La estructura de la visera antialudes, casi terminada

La visera antialudes que construye la Consejería de Obras Públicas en la A-139, cerca de Benasque, ya está casi terminada. Esta obra ha sido muy bien acogida por los habitantes de la zona, dado que permitirá salvar un tramo de carretera donde solía amontonarse la nieve.

La galería antialudes se halla situada en el kilómetro 66,5, en un paraje conocido como Senarta, si bien la denominación elegida para la obra es la de Llauradises, nombre que recibe un barranco que desciende del pico de Estós o Tuca de Dallíu. La estructura estará operativa antes del invierno, cuando se incremente notablemente el tráfico por el valle de Benasque debido al comienzo de la temporada de esquí.

Se trata de una infraestructura muy demandada y que se unirá a las mejoras que la carretera autonómica ha recibido tras las inundaciones del mes de junio del 2013. En aquella ocasión, el desbordamiento del Ésera arrancó tramos de asfalto muy cerca del desvío para ascender a las pistas de esquí de la estación de Cerler.


RADIO HUESCA

Los empresarios de Llanos del Hospital tranquilos por la próxima finalización de la visera

Los primeros copos de nieve han comenzado a caer en el Valle de Benasque, en concreto, en el Parque Natural Posets – Maladeta. Y mientras la nieve cae, las labores de construcción de una visera antialudes en la A – 139, carretera que da acceso a la zona de los Llanos del Hospital, sigue adelante y se calcula que podrá estar finalizada en unos días.

La nieve y la visera auguran un buen invierno para los establecimientos de la zona que, año tras año, se han visto perjudicados por la caída de aludes en el punto en el que ahora se está construyendo la visera o por las alertas de que pusiesen caer.

Aún así, cabe recordar que no es el único punto donde hay desprendimientos de nieve y, por ello, no garantiza que la carretera no se vuelva a cortar. Sin embargo, con la construcción de otra visera, en este caso la de Rosec, en la que se trabaja, el riesgo se reduciría de manera muy notable.

La visera, pese a estar en la zona que siempre se ha llamado Senarta 1, será “bautizada” como Les llaudarises, nombre tradicional del barranco que baja de la Tuca del Dalliu (pico de Estós).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.