La unión de bielsa y piau no tendrá afecciones ambientales

Sobrarbe ya acaricia con las yemas de los dedos su gran sueño: tener una estación de esquí. La unión con remontes del centro invernal de Piau Engaly con la boca francesa del túnel de Bielsa no creará afecciones ambientales. Además, Altos Pirineos y Aragón ya han descartado una de las posibilidades y trabajan en la viabilidad económica de las dos opciones que quedan. Todos estos datos se pusieron de manifiesto en la reunión que los representantes del Consejo de Altos Pirineos y de la comarca del Sobrarbe mantuvieron el pasado jueves en Francia.

Los remontes y las pistas estarán en Francia, pero a solo dos kilómetros de la frontera española. Y como la estación gala adolece de alojamientos hoteleros para dar cobertura a los esquiadores que disfrutan de sus descensos, poblaciones como Bielsa, Parzán, Lafortunada e incluso Aínsa, a 30 minutos en coche, se convertirán en centro hostelero para un complejo que, a pesar de la crisis, aumentó la pasada temporada el número de esquiadores. Por eso Aragón ha apostado fuerte, apoya técnicamente e incluso económicamente la ampliación de Piau.

Ninguna de las alternativas que barajaban el Gobierno aragonés y Francia entra en el Parque Nacional ni en territorio protegido. Tal vez por ello, el estudio de impacto ambiental, tal y como habían previsto, no ha detectado problemas.

«Había tres alternativas sobre la mesa y hemos descartado una de ellas, la que iba por la cota más baja», especificó Antonio Escalona, alcalde de la localidad pirenaica de Bielsa y una de las personas que participó en el encuentro, en el que también se analizaron las obras de mejora que hasta ahora se han realizado en el túnel de Bielsa. No obstante, el grueso de la reunión abarcó la expansión de la estación de esquí de Piau Engaly hasta la frontera. Los franceses, encargados de redactar todos los proyectos esperan tener los documentos en noviembre, para realizar todos trámites y que las obras arranquen cuanto antes. Sin embargo, Escalona no quiso poner ningún plazo porque, especificó, «no es la región sino el gobierno central quien tiene que dar los permisos».

Las dos posibilidades que se mantienen, relató Escalona, plantean la misma posibilidad: unir con tres remontes la boca del túnel de Bielsa con la estación de Piau, aunque una lo hace a cota intermedia y la otra va hasta la base de la estación. En ambas se utilizarían tres remontes (telecabina y sillas) para la conexión. Además, se ampliaría el dominio esquiable de la estación en ocho kilómetros. Además, en el borrador también se contemplaba la construcción de un parquin y de varias edificaciones para servicios en la boca francesa del túnel, cañones de nieve, sistemas de depuración y de detección de avalanchas… En una primera valoración económica, aunque el estudio de viabilidad es en lo que ahora mismo se trabaja, se estableció un costo de unos 44 millones de euros.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.