La temperatura en el pirineo ha aumentado 1,2 grados desde 1950

El cambio climático ya es evidente en el Pirineo aragonés. La temperatura media que se registra a lo largo del año ha aumentado 1,2 grados en los últimos 66 años. Un incremento con pocas diferencias, además, entre la vertiente española y la francesa. De datos como este parte el equipo de investigación del clima de la Universidad de Zaragoza, liderado por el catedrático de Geografía José María Cuadrat, para impulsar dos proyectos dirigidos a analizar la climatología pirenaica y proporcionar una visión de las consecuencias de su evolución y sus afecciones.

La importancia de estas iniciativas radica, según Cuadrat, en la amplia colaboración institucional con la que cuentan y que posibilitará, por primera vez, un estudio transversal e interregional del conjunto de la cordillera. Tienen el apoyo de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) española y de Meteo-France gala, además del Instituto Pirenaico de Ecología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad Paul Sabatier de Toulouse, el Centre d’Estudis de la Neu de Andorra y el Servei Meteorològic catalán.

Clim’py es el nombre de uno de los proyectos, que busca crear una amplia base de datos de temperatura, precipitación y nieve en el Pirineo. Así como desarrollar indicadores climáticos para diagnosticar las tendencias, analizar la distribución del manto de nieve y generar proyecciones climáticas de las distintas regiones. «Las actividades de tipo económico, las investigaciones sobre la biodiversidad o los agentes interesados en impulsar proyectos en este área tendrán a su disposición una detallada información, cuya recopilación se hará de manera homogénea y con una metodología común avalada por la Organización Meteorológica Mundial (WMO)», detalló Cuadrat quien añadió que por esta razones «se trata de un trabajo de enorme interés».

El otro proyecto se llama OPCC-2 y quiere adaptar las ocho regiones que componen la llamada Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP) al cambio climático. Para ello analizará los impactos y la vulnerabilidad de la cordillera ante estos cambios, desarrollará herramientas para la adaptación del territorio y dará visibilidad internacional en materia de observación y adaptación al mismo.

CUATRO GRADOS MÁS Estos y otros seis proyectos han sido seleccionados y dotados con más de un millón de euros por el Programa de Cooperación Territorial España-Francia-Andorra (Poctefa) de la Unión Europea. «Con esta subvención podemos dar continuidad a un proyecto que iniciamos hace tres años, precursor de estas nuevas iniciativas. Es una gran noticia recibir una financiación acorde a nuestros objetivos, que son bastante ambiciosos», explicó el climatólogo.

Asimismo, la temperatura global del planeta podría incrementarse entre 2 y 4 grados en un siglo, según el último informe del Panel Intergubernamental de Expertos en el Cambio Climático (IPCC). El informe señala también como escenario global para los próximos años la fusión generalizada de la nieve y sugiere potenciar el estudio de las áreas de montaña, por su vulnerabilidad y especial sensibilidad frente al cambio climático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.