La telecabina a cerler y los tres aparcamientos de benasque podrían funcionar desde 2010

La telecabina que enlazará el casco urbano de Benasque con la estación de esquí de Cerler podría ser una realidad en dos años. Esta es la fecha que baraja el Ayuntamiento de la localidad ribagorzana para poner en marcha este remonte con el fin de descongestionar la carretera de acceso desde la cabeza del municipio hasta el centro invernal.

La actual vía, estrecha y sinuosa, se colapsa frecuentemente durante la temporada invernal. Una empresa ya ha mostrado su interés por levantar y posteriormente explotar la infraestructura, la misma firma que está dispuesta a construir los tres párquines subterráneos de Benasque.
El proyecto de instalar una telecabina entre Benasque y Cerler para salvar la tortuosa carretera se viene gestando desde hace varios años, pero el impulso definitivo lo recibió el pasado año. En diciembre, el pleno municipal aprobaba el proyecto básico. Ahora mismo, el estudio de impacto ambiental se encuentra a exposición pública en el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) y, a pesar de que todavía quedan algunos trámites administrativos (redactar el proyecto definitivo, aprobarlo, sacarlo a concurso…), ya ha despertado el interés de diversas empresas. «Hay una -comentó el alcalde, José Ignacio Abadías- que está dispuesta a realizar la obra y a hacerse cargo de su explotación».

No obstante, el primer edil explicó que todavía están en fase de negociación y que es imprescindible, además, «ponerse de acuerdo con Aramón (holding al que pertenece Cerler) sobre cómo realizar la explotación de esta infraestructura, que nosotros entendemos vital para el desarrollo futuro del valle».

De momento deben limarse algunos aspectos, como el «forfait», ya que lo ideal sería que los esquiadores pudieran dejar su vehículo en Benasque y montarse en el remonte a Cerler ya con el pase de la estación, sin tener que hacer nuevas colas para entrar.

El alcalde recordó que en época de nieve esta infraestructura podría liberar a la carretera, en horas punta, del desplazamiento de entre 2.000 y 3.000 vehículos «que circulan ahora por una vía que no reúne las condiciones adecuadas de seguridad» y añadió que, además, «el telecabina también servirá para potenciar la oferta turística en otras temporadas».

Un kilómetro y medio

El proyecto consiste en la construcción de una telecabina bicable que puede soportar vientos de hasta 100 kilómetros a la hora. Arrancaría de una zona próxima a las instalaciones polideportivas benasquesas para conducir a los usuarios -tras un kilómetro y medio de recorrido y salvar un desnivel de algo más de 500 metros- hasta la zona conocida como El Molino, en la base de la estación de esquí de Cerler. Tendría una capacidad de transporte de unas 3.600 personas a la hora y su coste aproximado rondaría los 13 millones de euros.

Asociado a la puesta en marcha de la telecabina se contempla la construcción de un aparcamiento en la zona de la que partiría y que, originalmente, contaría con 900 plazas. Pero este es solo uno de los tres proyectos de parquin que quiere poner en marcha el Ayuntamiento, ya que en el casco urbano habría dos más subterráneos: uno con 450 plazas y otro, con 160.

Por los tres párquines y por el remonte ha mostrado interés una empresa, la cual estaría dispuesta a construirlos y gestionarlos. Pero antes, el Ayuntamiento de Benasque deberá sacar los proyectos a concurso de obra y ofrecer a la empresa que finalmente lo consiga una concesión municipal de explotación de las infraestructuras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.