La dga recuerda a los ecologistas que sabían los trámites de castanesa

 El ambiente en torno a la publicitada Mesa de las Montañas cada día está más enrarecido. Mientras la plataforma que defiende los postulados ecologistas abandonaba cautelarmente su presencia en el foro de debate tras filtrarse el viernes que pronto saldrá a exposición pública el proyecto de ampliación de Cerler, el coordinador de este foro, Nacho Celaya, recordaba que sabían los trámites de este plan y también que se iba a aprobar la declaración de interés general de Aragón.

Este trámite, a juicio de los ecologistas, «da vía libre a, por ejemplo, las expropiaciones de los terrenos necesarios para su construcción. Ya que muchos propietarios no quieren vender sus suelos para este fin», aseguró Paco Iturbe, portavoz de la Plataforma en Defensa de las Montañas. Este paso, más que el de la propia salida a exposición pública del proyecto son, según los ecologistas, los que les han llevado a una «suspensión temporal» en la mesa, que va a continuar sus trabajos y que espera que se reintegren los salientes.

«Desde el principio, consideramos una condición imprescindible que el Gobierno de Aragón no aprobara ningún trámite que supusiera un avance significativo en los proyectos que amenazan nuestras montañas hasta que la futura ley no sea aprobada. Y con las dos vías iniciadas para la ampliación de Cerler a Castanesa nuestra continuidad no tiene sentido», explicó ayer Paco Iturbe tras levantarse de la mesa.

ACTAS PUBLICADAS El Gobierno de Aragón desmiente todos estos hechos y asegura que los conservacionistas conocían perfectamente los planes, y remiten a las actas colgadas en la página web de Aragón Participa para demostrarlo. De hecho, el 20 de octubre se presentó el proyecto en este órgano de debate y todas las partes expresaron sus posturas.

«Todos sabíamos que este momento iba a llegar», insistió Celaya (que es el director general de Participación Ciudadana), y por eso la «sorpresa» del resto de los integrantes de la mesa, que van a seguir trabajando «con normalidad e ilusión» y a la espera de que los representantes de la Plataforma se reincorporen «cuando lo crean conveniente», porque los trabajos desarrollados hasta ahora tienen «una parte importante del ADN de la Plataforma en Defensa de las Montañas».

El día en el que se conformó la Mesa, añadió, se dejó claro que una cosa es «participar y explorar posibilidades de acuerdo» y otra decidir, y eso es algo que le corresponde hacer al Gobierno de Aragón y a las Cortes, y ha insistido en que la labor de los integrantes de este foro no era debatir si se hace o no la ampliación de Cerler, sino construir «una nueva manera de tomar decisiones» teniendo «siempre» claro que el proceso administrativo iba a seguir sus pasos.

A pesar de los esfuerzos conciliadores de Celaya, a nadie se le escapa que en realidad esta mesa tenía los días contados, y que las intenciones del Ejecutivo autonómico están tan alejadas de los criterios de los ecologistas que en alguna sesión de debate iba a producirse este hecho. La tesis oficial no concuerda con la de la plataforma. Según Iturbe «ninguna de las dos vías administrativas podrían darse» en relación con este proyecto mientras durara el debate, que lleva más de diez sesiones.

EXIGENCIA DEL INAGA Sin embargo, Celaya insistió en que la mesa conocía y había debatido este proyecto, y que conocía de «viva voz» los requerimientos medioambientales solicitadas por el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental a Aramon. Celaya se esforzó por defender el trabajo desempeñado durante todas las sesiones realizadas y dijo que espera que este acontecimiento, propiciado por una filtración, no empañe esa labor y se pueda poner «en tela de juicio».

Pero las consecuencias de la filtración ha tenido sus efectos inmediatos. De hecho, ayer se iba a presentar un mapa de la nieve en la mesa de debate pero que tras los acontecimientos se ha aplazado a la semana que viene. Ese documento presentará las posibilidades de explotación de diversos lugares de la comunidad autónoma y será entregado a los grupos parlamentarios de las Cortes de Aragón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.