La dga no dará un euro para candanchú si no aplaza el embargo

EL PERIODICO DE ARAGON

La DGA no dará un euro para Candanchú si no aplaza el embargo

Los responsables de la estación han de aplazar el pago de casi un millón de €. Vincula el acuerdo «verbal» para gestionar la estación a su saneamiento

Los 600.000 euros que Aramón iba a aportar para gestionar la estación de Candanchú durante la próxima temporada, y evitar así su cierre por asfixia económica, están paralizados. El motivo es el nuevo embargo, de 950.000 euros, que Hacienda ha notificado a la actual gestora del complejo, Etuksa. Según publica Heraldo, la notificación llegó anteayer, y fue enviada pocas horas después de que se diera a conocer el principio de acuerdo entre la DGA –accionista de Aramon junto a Ibercaja– y los gestores de Candanchú para el rescate.

La reunión tuvo lugar el pasado viernes, y en ella Luisa Fernanda Rudi y el consejero de Presidencia, Roberto Bermúdez de Castro, adquirieron ante Eduardo Roldán, director de Candanchú, el compromiso «verbal» –según explicaron fuentes de la DGA– de hacerse cargo de la gestión y explotación de la estación «única y exclusivamente durante el próximo ejercicio».

Pero este acuerdo, fruto de intensas negociaciones –Etuksa llegó a ofrecer la propiedad por 18 millones de euros–, estaba vinculado a que los gestores solucionaran sus problemas con hacienda. Estos, que fueron definidos entonces como «pequeños flecos», habían provocado ya que Endesa les cortara la luz, además de deber varias nóminas a los empleados.

Aún así, parecía que los escollos eran superables, hasta que llegó este nuevo embargo de Hacienda, de casi un millón de euros. Roldán –con el que este diario intentó hablar ayer, sin conseguirlo– anunció que intentará aplazar el pago de esta deuda, de forma que la aportación de Aramon no vaya a parar a las arcas públicas como pago. Algo que, según ratificó la DGA, no ocurrirá, ya que no aportarán nada hasta que este problema se solvente. Si lo hace.

Ayer, el consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, estimó que los problemas se podrán solventar con «voluntad de negociación». El consejero apuntó que la intención de la DGA es que «Candanchú abra», e insistió en que «todo tiene un punto de acuerdo». Recordó que él mismo estuvo «haciendo gestiones» con Endesa en mayo «para que se mantuviera el suministro». Aliaga reordó que el valle del Aragón necesita «esa economía para mirar al futuro con ciertas garantías».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.