La dga aprueba el pgou de montanuy pese a la denuncia del fiscal ante el juez

La DGA aprueba el PGOU de Montanuy pese a la denuncia del fiscal ante el juez
La Comisión de Ordenación del Territorio de Huesca ha dado su visto bueno a un plan que permitirá construir más de 4.000 viviendas supeditadas a la estación de Castanesa.
I. ARISTU. Zaragoza
El Gobierno de Aragón ha dado luz verde al plan general de ordenación urbana (PGOU) de Montanuy, un municipio de la Ribagorza oriental que ronda los 300 habitantes censados y que gracias a ese nuevo planeamiento podrá construir más de 4.000 viviendas supeditadas, eso sí, a la creación de la estación de esquí de Castanesa. La Comisión Provincial de Ordenación del Territorio de Huesca aprobó definitivamente el documento el pasado miércoles a pesar de que la juez de Barbastro está investigando las operaciones urbanísticas que Aramón y el Ayuntamiento de la localidad han desarrollado en la zona.

El Juzgado abrió diligencias después de que la Fiscalía de Huesca ratificara e hiciera suya la denuncia presentada el pasado verano por la asociación Naturaleza Rural. Tras estudiar la documentación que le remitió esa entidad que agrupa a una treintena de vecinos y propietarios del valle de Castanesa, el fiscal entendió que existen indicios de delito y decidió llevar el caso a la juez de Barbastro.

La aprobación definitiva del nuevo plan urbanístico de Montanuy se produjo justo un día antes de que el presidente de la asociación Naturaleza Rural, Manel Badía, declarara como testigo en el proceso. Fuentes del Departamento de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes de la DGA informaron de que la Comisión de Ordenación del Territorio de Huesca autorizó el PGOU con diez votos a favor y solo uno en contra -el del representante de las asociaciones ecologistas-.

«El suelo urbano se aprobó definitivamente y el suelo urbanizable quedó en suspenso a falta de que se cumplan algunas prescripciones, pero desde el punto de vista urbanístico el plan ya tiene el visto bueno -explicaron las mismas fuentes-. En cualquier caso, todo el crecimiento urbanístico está condicionado al desarrollo de la estación de esquí».

Desde el Departamento que dirige Alfredo Vicente también señalaron que los procesos judiciales que se puedan seguir son independientes del funcionamiento de las comisiones de urbanismo. Sin embargo, el representante de los colectivos conservacionistas en la de Huesca, Mariano Polanco, se mostró en desacuerdo con esa decisión.

«Si el juez decide que ha habido actuaciones no ajustadas a derecho todo el proceso de aprobación del PGOU habrá nacido viciado», recordó este miembro de Ecologistas en Acción para quien la aprobación del plan es «un escándalo». «Hablamos de un documento que dimana de un convenio que nunca fue sometido a información pública -denunció Polanco-. Todo se basa en un modelo de desarrollo que no tiene futuro y que deja sin patrimonio a los habitantes del municipio a cambio de un precio muy inferior al valor real de los terrenos».

El alcalde, satisfecho

Por su parte, el alcalde de Montanuy, el socialista José María Agullana, se mostró «muy satisfecho» por la aprobación de su PGOU. «Me han comunicado que ha recibido el visto bueno, aunque no conozco todavía las prescripciones que nos han puesto -dijo-. Era un trámite que esperábamos y que nos permite seguir adelante teniendo muy claro que hay que hacer las cosas biene y que sin la estación de esquí el plan general se nos caería».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.