La crisis castiga al sector turístico aragonés con la peor navidad en años

EL PERIODICO DE ARAGON 

La crisis castiga al sector turístico aragonés con la peor Navidad en años

La ocupación de los hoteles se queda en el 60% en el Pirineo, un 12% menos que el año pasado. La afluencia no llegó a alcanzar el 25% de las plazas en Zaragoza ni el 15% en Huesca y La Hoya

Los hosteleros aragoneses han sufrido la peor Navidad en años como consecuencia de la crisis económica. La ocupación de las plazas en los hoteles del Pirineo, el principal destino de la comunidad en fechas invernales, se ha quedado en el 60%, según explicó el presidente de la Asociación Provincial de Hostelería de Huesca, Roberto Pac, que añadió que ese nivel de usuarios ha supuesto un descenso de entre el 10% y el 12% en relación con el año anterior.

La campaña navideña se ha cerrado con medias de ocupación mucho más bajas en Zaragoza, donde no llegó a alcanzar el 25% –a pesar de las importantes bajadas aplicadas a los precios–, o en Huesca y La Hoya, área en la que –también con notables descuentos que suponen volver a niveles anteriores a la crisis– ni siquiera llegó al 15% y en la que la afluencia de clientes en los hoteles se quedó en torno a la mitad del año pasado.

Pese a que los datos definitivos de ocupación no estarán disponibles hasta mediados de esta semana, Pac admitió que «no ha sido una buena campaña navideña». Y destacó dos factores como causas principales de esa situación: un «considerable descenso del consumo» que «viene ya de hace dos o tres años» y unas condiciones meteorológicas que, en el caso del Pirineo, redujeron el atractivo de la nieve –por las altas temperaturas– en los últimos días de la campaña.

MERCADO La retracción del consumo tiene, en cuanto al mercado local, un claro vínculo con la crisis y la situación del mercado laboral: dos tercios de los asalariados aragoneses ingresa menos de mil euros al mes, el 18,75% de la población activa está en paro y uno de cada cinco habitantes ha cumplido los 65 años.

«Estar tres días en la nieve es impensable si no se trata de alguien que recorre 300 kilómetros para llegar al Pirineo», señaló Pac, que destacó que, si bien durante la campaña navideña la ocupación llegó algunos días al 80% en las estaciones de esquí, ese nivel no se reflejaba en los hoteles de la zona al cerrar las pistas.

No obstante, algunos hosteleros del Valle de Tena situaron la ocupación de sus locales en torno al 90% esta Navidad.

La situación de crisis económica también tiene consecuencias en el consumo de quienes siguen viajando a las estaciones. Buena parte de los turistas hace el viaje en el día, y tanto estos como muchos usuarios de los hoteles se llevan la comida o limitan su gasto a pequeños gastos en las cafeterías de los complejos o de los pueblos cercanos.

Las casas de turismo rural, por su parte, enfilaron el fin de año con una ocupación de en torno al 70%, menor que la registrada en años anteriores.


EL PERIODICO DE ARAGON

La peor Navidad para el turismo

A falta de un balance definitivo, las voces del sector hostelero en Aragón perciben que la crisis ha castigado al turismo en la comunidad con la peor Navidad en años. La ocupación en los hoteles del Pirineo, principal destino en estas fechas, se ha quedado en un 60%, con una reducción del 12% respecto al ejercicio anterior. En Zaragoza las cifras no superaron un cuarto de su capacidad y mucho menores se registraron en la Hoya de Huesca. En fin de año, las casas de turismo rural tampoco superaron el 70%, por debajo de otros años. Sin embargo, nadie del sector parece sorprenderse, se es consciente del descenso del consumo que ya se arrastra desde hace dos o tres años. Y tampoco hay mucha esperanza en recuperar el turismo interior, con dos tercios de los asalariados aragoneses ingresando menos de mil euros al mes 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.