Iglesias y belloch exhiben en madrid la unidad de aragón en su apuesta olímpica

HERALDO DE ARAGON

Iglesias y Belloch exhiben en Madrid la unidad de Aragón en su apuesta olímpica

Por primera vez, el presidente hizo de ‘telonero’ del alcalde para dejar claro que afrontan juntos el reto. Ambos confiaron en que los Juegos de 2022 sirvan para desbloquear las comunicaciones con Francia.

El proyecto aún está empezando a dar sus primeros pasos, pero la candidatura olímpica de Zaragoza-Jaca para la cita de 2022 se convirtió ayer oficialmente en una realidad que muchos empezaron a palpar. Los encargados de escenificar la apuesta de buena parte de Aragón por este nuevo reto internacional fueron el presidente de la Comunidad, Marcelino Iglesias, y el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch. Nunca antes un político aragonés en retirada y otro que bromeó con seguir en la política activa más allá del 2022, mostraron tanta unidad de acción.

«Estoy aquí para dejar claro que vamos juntos», aseveró Iglesias, que ayer cumplió sin complejos el papel de ser el presentador del verdadero protagonista del evento, el alcalde Belloch. Con su participación en el acto, Iglesias quiso evidenciar ante todos los presentes que la apuesta olímpica no era de Zaragoza, sino de Aragón en su conjunto.

Y si Iglesias lanzó ese mensaje con su presencia, Belloch lo ratificó con sus palabras. El alcalde zaragozano, que dijo que su principal preocupación con la Expo era «hacer ciudad», explicó que con la candidatura olímpica «el reto es el proyecto de una región, Aragón, con una economía moderna, dotada de excelentes infraestructuras y que lleva mucho tiempo trabajando e invirtiendo para un objetivo estratégico cuyo escaparate natural es y serán los Juegos Olímpicos».

Esta percha sirvió a Belloch para asumir como propio los habituales discursos de infraestructuras de Iglesias. Reivindicó la Travesía Central del Pirineo, tomó la palabra al secretario de Estado, Víctor Morlán, en su compromiso de llevar el AVE a Jaca y reivindicó la conexión con Canfranc. Cuando salió el tema de lo clave que sería para las perspectivas aragonesas tener una comunicación mínimamente digna con Francia, Belloch volvió a asumir el traje de alcalde y trasladó el testigo a Iglesias. «Vamos lentos en las comunicaciones con Francia, tenemos que redoblar esfuerzos, pero espero que este proyecto nos permita remover estas dificultades», explicó el presidente autonómico.

Además de hablar de las infraestructuras dependientes de Víctor Morlán, Belloch planteó ya en qué ciudad aragonesa se celebraría cada modalidad olímpica. En Zaragoza serían las ceremonias de apertura y clausura, el hockey, patinaje, curling, etc. Se haría un centro de saltos en Canfranc, en La Partacua sería el biathlón, etc. Tanta concreción, que llevó a más de uno a trasladar que en ese acto se estaban vendiendo «castillos en el aire», llevó a Belloch a matizar que este esquema es «provisional», porque seguirá «al pie de la letra» todas las indicaciones que le puedan hacer desde el COI y el COE.

El órgano que deberá determinar el proyecto es el consorcio, que precisamente ayer salió a información pública y apareció en el BOA. Sobre este órgano quedan dos incógnitas: quién lo liderará y qué papel se les dará a los municipios que tienen las estaciones de esquí y que, de momento, las grandes instituciones han dejado fuera. «Les daremos voz», aseguró Belloch.


EL PERIODICO DE ARAGON

El alcalde Belloch presenta en Madrid una candidatura «ganadora y austera»

Ante unas 400 personas, destaca el respeto al medio ambiente que regirá el proyecto aragonés.El edil garantiza que el AVE unirá Jaca con Zaragoza en el 2022 y que se mejorará la línea a Canfranc.

Sabemos. Queremos. Podemos». Con estas palabras que emulaban el entusiasmo de Barack Obama presentó ayer en Madrid el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, la candidatura Zaragoza-Pirineos 2022 para los Juegos Olímpicos de Invierno. El primer edil se mostró convencido de sus posibilidades «ganadoras» y hasta en cinco ocasiones aludió a la «austeridad» y al «respeto al medio ambiente» que acompañará a una propuesta olímpica que «servirá para consolidar la proyección internacional de Aragón».

Arropado por el lobby aragonés en la capital de España, empresarios y políticos del PSOE, PP y PAR, encabezados por el presidente Marcelino Iglesias, el alcalde puso de relieve las «ventajas» de la propuesta aragonesa frente a la catalana: la austeridad, el respeto al medio ambiente, la experiencia de Jaca, las mejores pistas, la capacidad para organizar eventos internacionales, el apoyo ciudadano y la facilidad de las comunicaciones.

Satisfecho por haber logrado la asistencia del presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, y del secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, recién llegados de Vancouver, Belloch se sintió a gusto y como en casa en el salón del hotel Palace. Recordó que los Pirineos son la única cordillera importante de Europa que no ha organizado unos Juegos, elogió las inversiones multimillonarias de Aragón en la nieve en los últimos años y destacó que la candidatura «no es una ocurrencia. No es una bola de nieve que se derrite bajo el sol mediterráneo».

LA RASMIA Casi como un susurro, reconoció que Barcelona es «un competidor formidable», pero inmediatamente puntualizó que hubiera preferido no tener rivales «o al menos, no tenerlos tan fuertes». Pero lejos de reblar, Belloch aludió a la «rasmia» de los aragoneses y al estímulo que la rivalidad ha provocado en Aragón. Habló el alcalde de las mejoras en las comunicaciones y de cómo estas olimpiadas servirán para «acercar el Pirineo al conjunto de España».

AVE HASTA JACA Repitiendo las palabras del secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, destacó el alcalde socialista que Zaragoza y Jaca estarán unidas por la alta velocidad antes del 2022, lo que permitirá enlazar la capital aragonesa con las pistas en apenas una hora, una distancia menor que la que ofrece estos días Vancouver. Y una ventaja más respecto a Barcelona. Un tono más realista tuvo que usar Iglesias al reconocer en el turno de preguntas del Foro Nueva Economía las «dificultades» que existen para mejorar las comunicaciones con Francia. El primer edil dijo que los Juegos pueden ser «una gran palanca de impulso a la Travesía Central». El dossier de la candidatura incluirá también la mejora de la línea ferroviaria hasta Canfranc.

Pidió Juan Alberto Belloch al presidente del COE que adelante al 2012 el corte que permitirá saber si es Zaragoza o Barcelona la que compite ante el COI. Alejandro Blanco reconoció compartir la tesis del alcalde porque las ciudades tendrían un año y medio para preparar el trabajo internacional, pero recordó que es el COI el que fija bases y calendario.

Tampoco desveló el alcalde quién será el gerente del futuro consorcio olímpico, que se constituirá la semana que viene y solo explicó que tendrá que ser alguien «de prestigio. Elegiremos a los mejores. Es en lo único en que no deberíamos ahorrar». El edil socialista se refirió también a la posibilidad de que las localidades del Pirineo entren a formar parte de este órgano rector y se limitó a decir que «haremos lo que diga el COE y sea mejor para nuestra candidatura».

Siete razones del alcalde

1.- España y los Pirineos lo merecen
Con los Juegos del 2022 se reconocería el potencial deportivo y organizativo de de la cordillera pirenaica.

2.- Desarrollo del turismo de nieve
Los Pirineos aragoneses son la mejor opción por su naturaleza, accesibilidad y calidad de sus instalaciones.

3.- Los cuatro intentos anteriores de Jaca
Zaragoza-Pirineos cuenta con la experiencia de las cuatro candidaturas olímpicas anteriores de Jaca.

4.- Gran respaldo ciudadano
La candidatura aragonesa tiene un gran respaldo ciudadano, político e institucional.

5.- Capacidad de organización
Zaragoza ya demostró con la Expo 2008 su capacidad para organizar eventos internacionales.

6.- Respeto con el medio ambiente
La candidatura será «estrictamente» respetuosa con el medio ambiente.

7.- Proyecto austero y responsable
Será un proyecto austero y socialmente responsable, que dejará un legado duradero.


ARAGON DIGITAL

Iglesias y Belloch defienden en Madrid el «proyecto ganador» de Zaragoza-Pirineos

El presidente Iglesias y el alcalde Belloch han escenificado, durante la celebración del Fórum Europa en Madrid, la unidad existente entre las instituciones aragonesas con el proyecto olímpico. Para el máximo dirigente de la capital aragonesa, Zaragoza-Pirineos constituye un «proyecto ganador», basado en la experiencia en grandes citas.
 
El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, y el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, han escenificado en Madrid, durante la celebración del Fórum Europa, la unidad reinante entre todas las instituciones de la Comunidad para optar a albergar los Juegos Olímpicos de Invierno del año 2022. En la intervención del edil zaragozano ha defendido las potencialidades de la propuesta y la ha definido como un “proyecto ganador”, ya que la experiencia en grandes citas, como la Expo del 2008, así lo avalan.

El encargado de presentar a Belloch ha sido el máximo dirigente de Aragón, que ha anunciado que “vamos juntos, que tenemos una candidatura compacta”, al tiempo que ha manifestado que la ciudad tiene el apoyo “total y absoluto” de la Comunidad y “también del conjunto muy amplio de la ciudadanía”.

Incluso ha asegurado que las primeras intenciones para presentar la candidatura olímpica se plasmaron antes de finalizar la Exposición Internacional del 2008. Iglesias ha recordado que, si aquella muestra supuso dejar de dar la espalda al Ebro, la nueva intención de la capital supone un “hermanamiento con el Pirineo”.

El alcalde zaragozano ha recordado, ante la amplia representación presente, pertenecientes a la clase política y económica aragonesa, pero también al deporte, personificados en la asistencia del presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, y del secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky; que se trata de un “proyecto de una región, Aragón”, cuyos aspectos más destacados pasan por la presencia de una “economía moderna, dotada de excelentes infraestructuras y que lleva mucho tiempo trabajando e invirtiendo para un objetivo estratégico cuyo escaparate natural es y serán los Juegos Olímpicos”.

Para Belloch “tenemos experiencia, argumentos y una inmejorable oportunidad” para poder albergar la cita olímpica. Asimismo, ha asegurado que en Aragón “sabemos, podemos y queremos”.

Ventajas con Barcelona

Durante el turno de preguntas, el alcalde se ha referido a las diferencias existentes entre el proyecto aragonés y el barcelonés. Para Belloch, Zaragoza-Pirineos cuenta con una menor distancia entre la sede principal y las de esquí, incluso más reducida de la que hay actualmente en los Juegos de Vancouver que se están celebrando estos días; una mayor accesibilidad y garantía de nieve, y unas mejores pistas.

 

 

Pero especial relevancia ha cobrado para el edil zaragozano el enorme apoyo popular que posee la candidatura, a diferencia de su rival. Según las cifras que ha citado de Heraldo de Aragón, un 91,5% de la ciudadanía se muestra a favor. Esto supone, según sus palabras “un respaldo abrumador entre los ciudadanos, los agentes sociales y económicos, los medios de comunicación, y también entre las fuerzas políticas mayoritarias”.

Belloch también ha agradecido al Gobierno de Aragón y a Ibercaja su impulso al sector de la nieve creando la sociedad Aramón. “Juntos han ejecutado un intenso programa de inversiones, de más de 150 millones de euros, que ha modernizado gran parte de las estaciones aragonesas hasta convertirlas, en su conjunto, en las mejores instalaciones para el esquí de España, en cuanto a remontes, servicios, accesos y calidad de las pistas”.

Proyecto aragonés

A la espera de las decisiones que adoptará el Consorcio institucional, formado, en un 35% por el Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón, y con un 10% por el Ayuntamiento de Huesca y Jaca y la Diputación Provincial de Huesca; el alcalde ha expuesto de “manera tentativa y provisional” algunas de las ideas que se tienen sobre el proyecto definitivo. Esa decisión, ha recalcado, “las adoptará el Consorcio, ateniéndose no a criterios políticos de reparto territorial, sino única y exclusivamente a criterios técnicos”.

En la propuesta aragonesa tiene una gran importancia el proyecto deportivo que se desarrolle paralelamente a la cita, como quedó demostrado en los Juegos de Barcelona en 1992. Para Belloch, “la debilidad del deporte de élite de invierno en nuestro país es quizás el más importante de los obstáculos para que España pueda albergar unos Juegos de Invierno”.

Refiriéndose concretamente a los centros elegidos y siempre a la espera de las decisiones finales, el alcalde ha explicado que Zaragoza sería la sede de las ceremonias de inauguración y clausura, así como de las competiciones de hockey sobre hielo (junto con Huesca), patinaje artístico y de velocidad, y curling.

En Jaca se concentrarían las competiciones de nieve en las estaciones de Candanchú y Astún, en el valle del Aragón, Formigal y Panticosa, en el valle de Tena; y Cerler, en el de Benasque. A todo ello hay que sumarle el centro de saltos en Canfranc, la pista para bobsleigh y luge en Panticosa, y las instalaciones para esquí de fondo en La Partacua.

Huesca tendrá un importante papel en los Juegos, fortaleciendo la candidatura con sus instalaciones deportivas, su capacidad hotelera y su nuevo palacio de congresos.

Instalaciones

El edil zaragozano ha recalcado que se tratarán de unos “Juegos austeros”, puesto que para ese año Zaragoza ya contará con el nuevo campo de fútbol, y dispone además del pabellón Príncipe Felipe y el Palacio de Congresos, además del nuevo pabellón Zénit, que se va a construir en la Feria de Muestras.

La única instalación que no está construida ni prevista antes de apostar por Zaragoza-Pirineos es el Palacio de Hielo, que sería el escenario de las pruebas de patinaje en sus diferentes modalidades. En este sentido, Belloch ha manifestado que está “convencido” de contar con el apoyo del sector privado debido a que “este equipamiento tiene en Zaragoza un gran potencial de negocio como centros deportivos, lúdicos y de entrenamiento”.

Con la presencia de Zaragoza la candidatura resuelve dos de las principales carencias que ha tenido la propuesta de Jaca en los anteriores envites, gracias a la existencia de un gran centro de prensa en la Feria de Muestras y de un buen número de habitaciones disponibles, que podrían alcanzar las 23.000 “sin ningún problema”, ha asegurado Belloch.

La villa olímpica estará repartida principalmente entre Zaragoza y Jaca, aunque en el valle de Benasque se habilitaría otra de dimensión más reducida para facilitar los desplazamientos. Tras los Juegos, las dos grandes villas podrían ser destinadas a vivienda pública o privada.

Dentro de los beneficios que supondían los Juegos, Belloch ha recalcado que podría ser un gran impulso para la Travesía Central de los Pirineos y la aceleración para llevarla a cabo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.