Huesca cimenta sus esperanzas de empleo en el sector de la nieve

El consejero de Economía del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, hace referencia a la campaña invernal para reducir en noviembre y en diciembre las cifras del paro.

Las estaciones aragonesas de esquí (Astún, Candanchú, Formigal, Panticosa, Cerler, Javalambre y Valdelinares) generan en torno a 2.000 empleos directos. A ellos hay que sumar los puestos de trabajo indirectos. Aramón los cifra en unos 13.000, más los que generan Astún y Candanchú en su zona de influencia.

Ignacio García, subdirector de Aramón, afirma que este grupo tiene muy buenas expectativas de cara a los próximos meses; siempre dependiendo de las precipitaciones de nieve, a las que se añadirá la nieve que generen los cañones instalados.

Aramón genera unos 177 millones de euros de movimiento económico en sus estaciones en las respectivas zonas de influencia. El año pasado, pese a la crisis económica, hubo una alta afluencia de esquiadores.

Los sindicatos mayoritarios, UGT y Comisiones Obreras, esperan (aunque con matices) que la temporada invernal permita bajar las cifras de paro. Fernando Gállego, secretario provincial de UGT, así lo manifiesta; mientras que Arancha García Carpintero, secretaria general de la Unión Comarcal de Comisiones Obreras en Huesca, se muestra un tanto escéptica, ya que considera que la nieve no es la panacea y que el turismo puede verse afectado en esta segunda temporada en plena crisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.