Firmado el primer acuerdo consensuado de la mesa de la montaña

HERALDO DE ARAGON

Firmado el primer acuerdo consensuado de la Mesa de la Montaña

El director general de Participación Ciudadana del Gobierno aragonés, Ignacio Celaya presentó, en Zaragoza, el primer documento consensuado por todos los integrantes de la Mesa de la Montaña, un primer paso para dotar de contenidos una futura Ley de Montañas, a petición del Ejecutivo autónomo, y que establece los principios que deben regir el modelo de desarrollo futuro de las zonas de montaña.

Celaya señaló, haciendo referencia al atentado ocurrido ayer en Mallorca, que es un documento «de gran significado tanto simbólico como político, porque desde la pluralidad y diversidad se ha logrado un consenso a través del diálogo».

Además, el director general destacó que este texto se ha conseguido después de cuatro reuniones con todos los integrantes, que hacen un total de 20 horas de debate, cuyo resultado son 55 puntos «pactados uno por uno, fruto de un consenso, que son fundamentales para el desarrollo de la futura ley».

Ignacio Celaya afirmó que las bases están «muy bien puestas» para afrontar, a partir de septiembre el desarrollo de esta ley que aportará «nombre y apellidos al documento que hoy firmamos los representantes de todos organismos miembros de la Mesa».

Por su parte, el representante de la Plataforma de la Montañas, Francisco Iturbe, indicó que, con este documento «se reafirma el compromiso del Gobierno aragonés en cuanto a la creación de esta ley». Citó, como puntos fuertes del texto, «la importancia de la ganadería, los paisajes de montaña, así como la economía de este sector, una de las más variadas y diversificadas».

El representante de la plataforma manifestó que ahora comenzará una segunda fase «para hablar de la ley propiamente dicha, para poder informar de la mejor manera posible a las Cortes».

El representante de la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (Adelpa), Raúl López, insistió en que el texto supone «un paso más para seguir avanzando en el fomento de la Comarca de las Montañas», y aseguró que «los recursos medioambientales y paisajísticos por los que abogamos, merecen su lugar».

Principios fundamentales 

El documento, compuesto por 55 puntos, está dividido en varios apartados fundamentales. En primer lugar el texto refleja que «queremos unos territorios de montaña que se asienten en un modelo de desarrollo integral y sostenible, que no comprometa las opciones de las generaciones futuras».
En este sentido, aboga por el bienestar de los habitantes de la montaña, que han gestionado durante generaciones su territorio y sus recursos naturales.

El director general de Participación Ciudadana, Ignacio Celaya, agregó que también tiene que ser compatible «la preservación y el uso sostenible y ordenado de los recursos naturales y los ecosistemas de montaña».

El segundo principio fundamental que recoge el acuerdo es que «los territorios ofrecen una serie de potencialidades que le son propias para lograr un verdadero desarrollo sostenible».

En este punto, se plasman aspectos como la calidad y singularidad ambiental y paisajística, los altos niveles de diversidad biológica, el patrimonio singular genuino, o los lugares para la producción agroalimentaria de calidad.

El tercero de los epígrafes defiende que «el desarrollo sostenible de los territorios de montaña exige la creación de sinergias entre los tres sectores económicos que reactive la economía del territorio, fije población y permita afrontar la creciente demanda social».

También apuesta por un «importante» compromiso de las Administraciones Públicas, como cuarto aspecto fundamental, que se centre en un modelo de vertebración territorial más equilibrado, en propiciar la conservación y el mantenimiento de los recursos naturales de estas zonas, y en apoyar el desarrollo económico en términos de sostenibilidad en base a medidas económicas y fiscales.

Miembros de la mesa de las montañas 

A la firma del documento asistieron, además del director general de Participación Ciudadana, Ignacio Celaya, un representante de cada una de las organizaciones que componen la Mesa de la Montaña.

De esta forma, «en completa pluralidad y consenso», han firmado el texto, además del coordinador de la Mesa de la Montaña, representantes del presidente del Gobierno de Aragón, de la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (Adelpa), de la organización empresariales (CREA), de la Federación Aragonesa de Montañismo, de las comarcas de montaña que no son de Huesca, del Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior, y Medio Ambiente del Ejecutivo autónomo, de la Plataforma en Defensa de las Montañas, de UAGA y ASAJA, y del Instituto Pirenaico de Ecología.


DIARIO DEL ALTOARAGON

Se firma el primer acuerdo consensuado de la Mesa de la Montaña

El director general de Participación Ciudadana del Gobierno aragonés, Ignacio Celaya, presentó hoy, en Zaragoza, el primer documento consensuado por todos los integrantes de la Mesa de la Montaña, un primer paso para dotar de contenidos una futura Ley de Montañas, a petición del Ejecutivo autónomo, y que establece los principios que deben regir el modelo de desarrollo futuro de las zonas de montaña.

Celaya señaló, haciendo referencia al atentado ocurrido ayer en Mallorca, que es un documento «de gran significado tanto simbólico como político, porque desde la pluralidad y diversidad se ha logrado un consenso a través del diálogo».

Además, el director general destacó que este texto se ha conseguido después de cuatro reuniones con todos los integrantes, que hacen un total de 20 horas de debate, cuyo resultado son 55 puntos «pactados uno por uno, fruto de un consenso, que son fundamentales para el desarrollo de la futura ley».

Ignacio Celaya afirmó que las bases están «muy bien puestas» para afrontar, a partir de septiembre el desarrollo de esta ley que aportará «nombre y apellidos al documento que hoy firmamos los representantes de todos organismos miembros de la Mesa».

Por su parte, el representante de la Plataforma de la Montañas, Francisco Iturbe, indicó que, con este documento «se reafirma el compromiso del Gobierno aragonés en cuanto a la creación de esta ley». Citó, como puntos fuertes del texto, «la importancia de la ganadería, los paisajes de montaña, así como la economía de este sector, una de las más variadas y diversificadas».

El representante de la plataforma manifestó que ahora comenzará una segunda fase «para hablar de la ley propiamente dicha, para poder informar de la mejor manera posible a las Cortes».

El representante de la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (Adelpa), Raúl López, insistió en que el texto supone «un paso más para seguir avanzando en el fomento de la Comarca de las Montañas», y aseguró que «los recursos medioambientales y paisajísticos por los que abogamos, merecen su lugar».

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

El documento, compuesto por 55 puntos, está dividido en varios apartados fundamentales. En primer lugar el texto refleja que «queremos unos territorios de montaña que se asienten en un modelo de desarrollo integral y sostenible, que no comprometa las opciones de las generaciones futuras».

En este sentido, aboga por el bienestar de los habitantes de la montaña, que han gestionado durante generaciones su territorio y sus recursos naturales.

El director general de Participación Ciudadana, Ignacio Celaya, agregó que también tiene que ser compatible «la preservación y el uso sostenible y ordenado de los recursos naturales y los ecosistemas de montaña».

El segundo principio fundamental que recoge el acuerdo es que «los territorios ofrecen una serie de potencialidades que le son propias para lograr un verdadero desarrollo sostenible».

En este punto, se plasman aspectos como la calidad y singularidad ambiental y paisajística, los altos niveles de diversidad biológica, el patrimonio singular genuino, o los lugares para la producción agroalimentaria de calidad.

El tercero de los epígrafes defiende que «el desarrollo sostenible de los territorios de montaña exige la creación de sinergias entre los tres sectores económicos que reactive la economía del territorio, fije población y permita afrontar la creciente demanda social».

También apuesta por un «importante» compromiso de las Administraciones Públicas, como cuarto aspecto fundamental, que se centre en un modelo de vertebración territorial más equilibrado, en propiciar la conservación y el mantenimiento de los recursos naturales de estas zonas, y en apoyar el desarrollo económico en términos de sostenibilidad en base a medidas económicas y fiscales.

MIEMBROS DE LA MESA DE LAS MONTAÑAS

A la firma del documento asistieron, además del director general de Participación Ciudadana, Ignacio Celaya, un representante de cada una de las organizaciones que componen la Mesa de la Montaña.

De esta forma, «en completa pluralidad y consenso», han firmado el texto, además del coordinador de la Mesa de la Montaña, representantes del presidente del Gobierno de Aragón, de la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (Adelpa), de la organización empresariales (CREA), de la Federación Aragonesa de Montañismo, de las comarcas de montaña que no son de Huesca, del Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior, y Medio Ambiente del Ejecutivo autónomo, de la Plataforma en Defensa de las Montañas, de UAGA y ASAJA, y del Instituto Pirenaico de Ecología.


ARAGON DIGITAL

La Mesa de la Montaña elabora con consenso la base de lo que será la futura ley que regule esos territorios

Tras más de 20 horas de debate y cuatro reuniones, la Mesa de la Montaña ha logrado consensuar un documento de 55 puntos en el que se establecen las bases para la futura ley que regule esos territorios. Tras este primer paso, les quedan seis meses para trabajar y elaborar una ley que recoja los intereses de todas las partes.

Después de más de 20 horas de debate y tras cuatro reuniones celebradas, la Mesa de la Montaña ha logrado consensuar un documento de 55 puntos en el que establecen las bases para la futura ley que debe regular estos territorios y que les encomendó el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias. Tras este primer paso, el plazo final para concluir su trabajo es el primer trimestre del año 2010, en el que pretenden tener un texto definitivo que recoja los intereses de todas las partes implicadas en el proceso.

El director general de Participación Ciudadana, Ignacio Celaya, ha querido resaltar en el acto de la firma del documento, “la generosidad y el saber estar” de todos los colectivos implicados en la elaboración de todos los puntos. Según ha afirmado con rotundidad, “hoy es un día importante y una buena noticia para la salud democrática de esta Comunidad Autónoma” porque han conseguido “desde la pluralidad, las distintas convicciones, el diálogo, respeto, la tolerancia y como única forma la palabra, el lograr consensuar un documento que define lo que sería un modelo de desarrollo para los territorios de montaña”.

La Mesa desde su nacimiento ha contado con tres fases claramente diferenciadas: una primera en la que han elaborado un modelo de desarrollo en el que todos los colectivos estén de acuerdo, la segunda en la que van a facilitar toda la información posible a las Cortes de Aragón para la elaboración de la futura Ley y una última en la que van a intentar abordar casos concretos.

Todos los organismos y asociaciones participantes en la mesa han cumplido así el primer objetivo planteado cuando el presidente Iglesias les propuso el pasado 14 de abril conformar una Mesa para debatir los futuros contenidos que, en opinión de cada uno de los participantes, debería tener la futura Ley.

A partir de este momento, ha comentado Celaya, se tiene la “base adecuada” para poder, a la vuelta del verano, acometer la tarea de dotar de contenido una futura Ley de la Montaña.

Documento firmado

El documento firmado este viernes contiene un total de 55 puntos y cuatro partes claramente diferenciadas. En primer lugar se recogen los principios fundamentales del acuerdo, en el que se indica que quieren un territorio de montaña que se asienten en un modelo de desarrollo integral y sostenible; una segunda parte en el que se refieren a las potencialidades que poseen los territorios de montaña; la tercera en la que se exige la creación de sinergias entre los tres sectores económicos, que reactiven la economía del territorio; y un último apartado en el que se recogen las propuestas al Ejecutivo.

Todos los firmantes han expresado claramente su felicidad por este primer acuerdo, al tiempo que han afirmado que todavía queda trabajo por hacer en estos seis meses que restan hasta que se cumpla el plazo. Para el presidente de Adelpa, Raúl López, “es un primer paso para poder continuar avanzando en el modelo de montaña que queremos”; y el portavoz de la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón, Paco Iturbe, ha advertido que con este acuerdo se demuestra que “con debate y poniéndose a hablar de los temas se pueden alcanzar acuerdos”.

 


EL PERIODICO DE ARAGON

Consenso en el documento embrionario de la Ley de la Montaña

El director general de Participación Ciudadana del Gobierno aragonés, Ignacio Celaya, presentó ayer el primer documento consensuado por los integrantes de la Mesa de la Montaña, un primer paso para dotar de contenidos una futura Ley de Montañas y que establece los principios que deben regir el modelo de desarrollo futuro de las zonas de montaña. El texto se ha conseguido después de cuatro reuniones con todos los integrantes, en 20 horas de debate, cuyo resultado son 55 puntos «pactados uno por uno, fruto de un consenso, que son fundamentales para el desarrollo de la futura ley».

El documento, compuesto por 55 puntos, aboga por el bienestar de los habitantes de la montaña, que han gestionado durante generaciones su territorio y sus recursos naturales. También se plasman aspectos como la calidad y singularidad ambiental y paisajística, los altos niveles de diversidad biológica, el patrimonio singular genuino, o los lugares para la producción agroalimentaria de calidad y pide una diversificación de los sectores económicos para fijar la población y pide a la Administración que la vertebración territorial sea equilibrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.