Espelunciecha y el 20m

Acabará así con la belleza de un paisaje de montaña virgen y, a diferencia de otros paisajes de alta montaña vírgenes,al alcance de una gran mayoría. Como le recalcó una profesora de la Universidad de Zaragoza al alcalde de Sallent en un debate en la ciudad maña con motivo del Año Internacional de las Montañas: «Es el lugar adonde llevamos a los niños a hacer su primera excursión a la alta montaña».

A algunos les parece que allí no hay nada salvo romanticismo barato. Amén.
Como le diría el jefe indio Seattle al gran jefe blanco de Aramón: de seguir adelante con el plan estarán robando un paisaje de alta montaña a los hijos de todos.

Como una alternativa a la alternativa, la Federación Aragonesa (FAM) no ha suscrito el Manifiesto Alternativa Blanca (cosa que sí ha hecho la Catalana a quien se le viene encima la creación de otra estación: Vall Fosca-Filia) sino que ha elaborado uno propio en el que realiza dos peticiones: ordenación del territorio y Parque Natural del Anayet. Lo malo es que mientras se estudia la protección da tiempo a instalar tres estaciones. Ignoramos qué encuentra de malo en unir fuerzas.

Y sin embargo, al referirse a Espelunciecha, la FAM se remite a su propuesta de hace años para crear un Parque Natural del Anayet. Hay que suponer que quieren que esté dentro y protegido. Como para estar protegido no puede tener pistas, de nuevo hay que suponer que están a favor de la moratoria.Demasiada deducción cuando lo que hace falta es contundencia. Como contundente fue una persona que, tras manifestar su pertenencia a un importante club de montaña de Aragón, intervino desde el público en un programa de la televisión autonómica Antena Aragón. Fue verdaderamente contundente mostrándose en contra de la moratoria y a favor de que ­al menos es lo que entendí­ Aragón hiciera lo necesario para que cuando cualquier español dijera que iba a esquiar se entendiera automáticamente que era a Aragón. ¿Será lo necesario aprobar este febrero la ley de supramunicipalidad que ­a riesgo de equivocarme­ significa que proyectos
como éstos se pueden hacer de dos maneras: con o sin el acuerdo del ayuntamiento? ¿Y completarremontes antes de ser autorizados con su publicación en el BOA? Con ayudas así, bien pudo mostrarse dialogante el presidente de Aramón.

Hasta el mismo programa de Antena Aragón fue directamente a lo inmediato: moratoria sí o no. Como el único plan autorizado no es el de Javalambre, ni Valdelinares, ni Cerler, ni Panticosa, lo que corre un peligro inminente y tan real como que la nieve de este invierno se acabará (en algunos sitios ni ha habido), es Espelunciecha, por Formigal.

¿Salvada?

En aquel interesante programa, por parte del presidente de la Asociación de
Hosteleros, por parte de un alto cargo del departamento de Industria aragonés, en general, el argumento para oponerse a la petición de moratoria es que así se va en contra del progreso de algún valle pirenaico adonde no llega la televisión, ni la educación, ni por supuesto nada de la riqueza de la que gozamos quienes vivimos en la ciudad. ¿Cómo van a decir ellos, los políticos, a los pobres montañeses que tendrán que esperar otro par de años a la gallina de los huevos de oro? Al margen de compartir o no ese argumento en todo o en parte, pues, efectivamente, las estaciones de esquí llevan lo que llevan, lo que está claro es que pensando así Espelunciecha estaría automáticamente salvada y podría pasar a formar parte del ¿futuro Parque Natural del Anayet? y de la ¿futura ampliación de la Reserva de la BiosferaOrdesa/Viñamala? Sí, salvada.

Espelunciecha está por suerte en uno de los dos valles más ricos del Pirineo Aragonés, el de Tena, un valle donde el precio de suelo según explicó el alcalde de Sallent en aquel debate del principio de estas líneas, alcanza al de la mejor calle de la capital aragonesa. Ampliando Formigal por allí no están haciendo rico un valle pobre, y hay que dudar incluso si harían más rico un valle rico. Lo que aumentará serán las desigualdades y el síndrome de «yo también quiero estación». ¿Querrán eso?

Da un poco de susto ese 20 M porque Espelunciecha no está salvada y porque quizá sea insalvable; porque si va poca gente ­cosa no extraña­ será una pena; porque son los montañeros quienes más tienen que acudir ­es obvio­ y su respuesta es dudosa; porque no sabemos ­lo hemos preguntado­ si la Federación va a poner allí a nuestros representantes, sus juntas directivas,cumpliendo eficazmente sus estatutos; o si habrá quien asista pero a título individual; o si hay encargados de torpedearlo todo.

En fin, además de participar en la manifestación del 20M en un sitio tan lejano como el Portalé a las 12 h. o visitar Espelunciecha a las 9 h, ese fin de semana se puede hacer alguna actividad por el valle de Tena. En la web de la Plataforma , informarán de las posibilidades, alojamientos, etcétera. Cada cual verá cómo anda de romanticismo. Está caro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.