Espelunciecha y castanesa, ¡nunca más!

Espelunciecha y Castanesa, nunca más», letra por letra, era el lema principal de la IV Concentración de El Portalet a la que acudieron 200 personas según la mayor parte de los medios de comunicación que cubrieron el acto. Entre los asistentes, destacaba la presencia de Pedro Arrojo. Profesor de la Universidad de Zaragoza y premio Goldman de Ecología (considerado equivalente al Nobel), fue uno de los que más bases racionales puso en contra del trasvase del Ebro.

Como miembro del Comité Científico de la Reserva Ordesa-Viñamala, directamente afectada por la ampliación de Formigal por Espelunciecha, el pasado 18 de marzo estaba detrás de esta pancarta que también promueve la defensa del Pirineo con otros lemas como «Naturaleza irrepetible; destrucción, no»

Retomar el debate
Así, durante su intervención, improvisada con energía a partir de unas notas escritas en una pequeña libreta, reclamó que, como se ha hecho con la Comisión del Agua, el Gobierno de Aragón retome tras las elecciones del 27 de mayo el debate de la Ordenación del Territorio y tramite la solicitada Ley de la Montaña, con lo que se sumó públicamente a la petición realizada a través de la Iniciativa Legislativa Popular en 2005 y a la demanda del mismo Justicia de Aragón.

El profesor Arrojo también aludió al cambio climático como alerta para no basar un futuro en la nieve. Además, equiparó una mala política de la montaña con una mala política en cuanto a pantanos, e hizo ver que la primera pasa más desapercibida porque sus consecuencias no son tan ostensibles como la inundación de un valle. En alguna ocasión señaló que «no quería ser insultante» pero las inversiones que se realizan en el Pirineo desembocan en especulación urbanística».

Salvar a Castanesa
La Plataforma en su convocatoria destacaba «lo grave y urgente de paralizar la intención del alcalde de Montanuy de aprobar por la vía de urgencia un nuevo plan urbanístico que significaría la destrucción del valle de Castanesa (Ribagorza) bajo un macro-complejo urbanístico asociado a la nueva estación de esquí de Aramón-Castanesa. Un plan pergeñado en condiciones alegales por el propio alcalde con el director de Aramón (Javier Blecua, actualmente imputado por corrupción urbanística) y que no sería deseable que se convirtiera en un nuevo desastre como el acontecido en Espelunciecha».

Además del portavoz de una «delegación» portuguesa que se desplazó hasta El Portalet en solidaridad con lo que aquí ocurre y para compartir sus temores sobre el futuro de la Serra da Estrella, también intervinieron Sebastián Álvaro, director de Al filo de lo imposible; José Luis Mendieta, redactor jefe de la revista Desnivel; y Santiago Sagaste, alpinista aragonés, quien leyó la carta escrita por Eduardo Martínez de Pisón. La concentración sirvió de prelanzamiento a la campaña «Diálogo por las Montañas». Se trata de una nueva recogida de firmas solicitar a la Comisión de Peticiones de las Cortes de Aragón que reconsidere retomar la Ley de las Montañas, la que rechazó en diciembre en 2005 pese a la presentación de las 15.000 firmas necesarias y otras 15.000 añadidas.

Convocatoria peninsular
En esta ocasión, como la recogida de firmas no va a seguir la exigente tramitación de la rechazada Iniciativa Legislativa Popular, para suscribir la iniciativa no hace falta ser aragonés (Más info, www.ecologistasaragon.org/nieve). Entre los promotores de la convocatoria, la Plataforma en Defensa de la Montaña de Aragón, había una preocupación inminente: que no se repita en Castanesa, donde Aramón está impulsando una nueva estación de esquí con el apoyo del alcalde de Muntanuy, lo ocurrido en Espelunciecha. También, una moderada confianza en que Aramón se dará cuenta de que no debe seguir adelante con esos planes en contra de las condiciones climáticas y sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.