El ‘top five’ directivo de aramón cobra un mínimo de 80.000 euros

EL PERIODICO DE ARAGON

El ‘top five’ directivo de Aramón cobra un mínimo de 80.000 euros 

El top five directivo, los cinco responsables de Aramón que ocupan los niveles más altos de la empresa, cobran un mínimo de 80.000 euros al año. Son los que tienen los salarios más elevados. La cúpula la integran 11 personas. Todos ellos están en la sede central de Zaragoza, en la que trabajan 43 personas –aunque hay un total de 49 en nómina que están en las estaciones–. El director general, Javier Andrés, es quien tiene el salario más elevado: percibe 112.000 euros al año, aunque con los complementos –congelados desde hace dos años– pudo alcanzar en los buenos tiempos los 120.000. 
 
Ni Aramón, ni el Gobierno, ni Ibercaja facilitan datos de la estructura. Tampoco de los puestos o de las personas que los ocupan. El Ejecutivo admite incluso que no cuenta con una relación de puestos de trabajo. La excusa es que Aramón es una empresa privada, aunque participada por el Gobierno en un 50%. Según varias fuentes consultadas por este diario, el top 5 de los mejor pagados lo integran, además del director general, el subdirector y otros tres cargos.
Por debajo de los niveles más altos están otros seis directivos de distintas áreas como la asesoría jurídica, la de nuevos desarrollos o la de restauración. Sería a estos niveles a los que podrían afectar los despidos porque la sociedad quiere dar un giro hacia el markéting y la promoción, en detrimento de las obras de ampliación de las estaciones o de las actuaciones urbanísticas.
Algo que ya se apuntaba en el primer informe elaborado por la consultora Price Waterhouse Coopers y que podría haberse confirmado en la segunda auditoría, encargada y pagada por Ibercaja a una empresa especializada en el sector de la nieve, radicada en Andorra. Uno de sus accionistas es también responsable de la estación de esquí Grandvalira.

EL PERIODICO DE ARAGON

CHA pide a Bermúdez que comparezca

Chunta Aragonesista (CHA) solicitó ayer la comparecencia «urgente» del presidente de Aramón, Roberto Bermúdez de Castro, en las Cortes para que explique el plan de reestructuración que su consejo de administración aprobó esta semana y que supondrá, entre otras cosas, una rebaja de salario a sus trabajadores.

El diputado Joaquín Palacín recordó que esta legislatura ya han pedido que el máximo responsable de Aramón compareciera en las Cortes para explicar los proyectos de ampliación de Cerler y de la unión de estaciones de Astún-Candanchú-Formigal, «siempre sin éxito», tanto cuando presidía la empresa Manuel Guedea como ahora que lo hace el consejero de Presidencia y Justicia, Roberto Bermúdez de Castro. Por ello criticó la falta de transparencia de esta sociedad.

También el grupo de IU registró ayer la petición de comparecencia de Bermúdez de Castro, además de exigir más información sobre la plantilla, la estructura y los costes de personal. «Existe una opacidad total en Aramón y la DGA, como parte implicada debería dar más transparencia y participación», subrayó Luis Ángel Romero.

Desde el PSOE, su portavoz en las Cortes, Javier Sada, reconoció que no pretenden hacer ningún tipo de «batalla política con empresas estratégicas. Demandamos la información necesaria como miembros de un consejo de administración, para tomar nuestras decisiones, algo que no se ha producido».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.