Claridad

Con lo poco que trasciende, nadie duda de que la reestructuración en Aramón está más que justificada. Porque seguro que hay mucho más que lo que se malcuenta. Nadie quiere decir nada, todo es muy secreto, aunque la mitad del dinero sea público. No dicen ni que hay un director general, un subdirector, otro director técnico, uno de márketing otro de comunicación… Los de Ibercaja se esconden entre la DGA, estos entre la caja… Que hablen claro. Que digan lo que hay, que enseñen las cuentas, y acallen lo que se deduce: que ahí unos cuantos están de lujo. Y rápido, que en marzo del 2012 se sabía que sobraba gente, y siguen.
 
Fuente: 09-11-2013, artículo de opinión de Nicolás Espada, elperiodico 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.