El sr. boné extiende el mapa de ordesa mientras se toma un wisky

Llego a casa cansado después de un duro día de trabajo.

Los últimos días sufro de una inquietante ansiedad, desconozco si el motivo será mi próximo cuarenta cumpleaños o mi última visita al valle de Tena. El Valle no era el que conocí hace años y del que me enamoré inmediatamente, aquel rincón de ensueño ha sido invadido de un ejército de grúas y excavadoras que convierten día a día el bucólico paisaje en escombreras, hormigón, asfalto.

Intento relajarme frente al Televisor, quizás el amable rostro de Lorenzo Mila me ayude.

Pobre iluso, elegí un mal momento los tribunales han decidido otorgar la gestión de los parques nacionales a las Comunidades Autónomas. En seguida me viene a la mente el Parque de Ordesa, desde hoy el Consejero de Medio Ambiente de Aragón, hasta hace bien poco unos de los principales jerifaltes de Aramon, responsable de la barbarie de
Espeluciecha en Formigal ,de futuras ampliaciones y nuevas estaciones
de ski, la empresa que pretende urbanizar el pirineo, llevar el modelo de la costa levantina de tan triste recuerdo para nuestro litoral a nuestras montañas, como digo este personaje y ,aunque parezca increible, será el responsable del futuro del parque más bello e impresionante de España.

Me viene a la cabeza la imagen de este Sr celebrando la noticia con un mapa del parque extendido sobre la mesa del salón de su casa, saboreando un wisky de marca, analizando las curvas de desnivel planeando donde construir un teleférico, que camino asfaltar o que prados recalificar para construir complejos turísticos todo ello, eso sí, en aras del progreso y desarrollo de la zona.

Tuvieron esto en cuenta nuestros tribunales, tuvieron en cuenta que estos parques son patrimonio de la humanidad y que como tales deberían ser gestionados con un expíritu de miras más alto, más europeo, más global. Con esta decisión las comunidades tomarán las medidas que más beneficien a sus intereses autonómicos por encima de los valores universales que deberían prevalecer en estos parajes. Las decisiones las tomarán políticos con una visión localista o regional.

Malos tiempos para los escasos bucardos, los quebrantahuesos, las hayas, los abetos, la cabra, el urogallo, las marmotas, las águilas, el edelweiss..malos tiempos para Soaso, Góriz, Bujaruelo, Pineta, Añisclo, para Marboré, Soum de Ramond, Taillón malos tiempos para la cumbre más alta, la de enigmático nombre hoy más merecido que nunca «El Monte Perdido».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.