El oso provoca nuevas estampidas del ganado

La presencia de osos en la Ribagorça aragonesa ha provocado de nuevo problemas en los rebaños de municipios vecinos de la Alta Ribagorça. Por ello, esta semana se han vuelto a producir estampidas y dispersiones de ganado vacuno. Ello ha motivado que se declararan “zona osera” los municipios ribagorzanos de Monanuy, Bonansa y Las Paules, entre otros, y se pusiera en marcha un plan de ayudas a los ganaderos de unos 60 euros por animal en explotación. Las temperaturas altas de este invierno han hecho que los osos no hayan hibernado y con sus desplazamientos han causado estampidas del ganado. Los animales detectan a los plantígrados por el olor, lo que dificulta su manejo en aquellos lugares por dónde el oso ha pasado primero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.