El justicia de aragón ve necesaria la ley de la montaña

El Justicia de Aragón ha respondido a la queja presentada por la Comisión Promotora de la ILP por una «Ley de protección de la alta montaña de Aragón» que dicha queja queda fuera de sus competencias al referirse a un organo, las Cortes de Aragón, excluido de dichas competencias.

No obstante, el Justicia de Aragón sí quiere mostrar su parecer sobre el contenido de dicha queja y en ese sentido indica que «la necesidad de regular mediante una Ley específica el desarrollo del Pirineo ya fue puesta de manifiesto desde aquí con motivo de la tramitación de un expediente en el año 1999». El Justicia hace hincapié en la necesidad de compatibilizar desarrollo y conservación, indicando que en esa compatibilidad dificilmente encajan las urbanizaciones, con una afección medioambiental irreversible.

El Justicia de Aragón continua indicando que «En cualquier caso no deberían tomarse decisiones de forma aislada analizando puntualmente cada iniciativa. Lo deseable sería, y es tarea de los gobernantes hacerlo, disponer de una política global para los Pirineos que definiera un modelo de desarrollo, en el que se establecieran los usos del territorio posibles en cada valle (agricultura y ganadería, turismo, industria, conservación, etc.), sus límites, en especial los urbanísticos y grado de compatibilidad. En concreto respecto de las estaciones de esquí dónde se pueden realizar y dónde no, con que tamaño y unidas a qué entorno urbanístico. La mejor herramienta para ello es la planificación integral, por medio de la Ley.»

El Justicia de Aragón termina su respuesta informando de que la sugerencia de la necesidad de dicha Ley fue aceptada en su momento (1999) por el Gobierno de Aragón por medio de los Departamentos de Medio Ambiente, Obras Públicas, Urbanismo y Transportes «pero sin que todavía haya llegado a fructifícar».

Ante estos hechos, los promotores de la ILP por una Ley de la Montaña pedimos, exigimos, al Gobierno de Aragón que dé una explicación inmediata al Justicia de Aragón y a la sociedad aragonesa de por qué ha incumplido su compromiso con el Justicia de Aragón de elaborar una Ley de la Montaña, estando de acuerdo en que era necesaria.

Por otra parte, ante este nuevo desaire del Gobierno de Aragón (el incumplimiento del compromiso adquirido con el Justicia de Aragón), que se une al incumplimiento personal del Presidente de Aragón (que prometió en su discurso de investidura que elaboraría una Ley de la Montaña), a los oídos sordos ante las recomendaciones e informes del Senado Español (que califica de abusivo el modelo urbanístico del Pirineo) y del Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón (que abogaba por la necesidad de la Ley de la Montaña) y, sobre todo, por el desprecio a una acción democrática multitudinaria como fue la propia Iniciativa Legislativa Popular (ILP) avalada por más de 30.000 aragoneses, ante todo esto, los promotores de la ILP van a continuar exigiendo que se cumplan los compromisos adquiridos y que la racionalidad marca: Ley de la Montaña de Aragón ya.

Para ello, durante el mes de marzo se va a lanzar una potente campaña exigiendo esa Ley. Comenzará en la Cincomarzada, con varios puntos informativos y continuará en los días sucesivos hasta el punto culminante con una multitudinaria manifestación el día 11 de marzo, apoyada ya en estos momentos por decenas de entidades sociales. Y continuará el 19 de marzo con una concentración en Espelunciecha-Portalet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.