El govern negocia adquirir boí taüll con la dación en pago de la estación

La Generalitat negocia adquirir BoíTaüll mediante la dación en pago de la estación para saldar la deuda de Nozar con la empresa pública Avançsa, que asciende a 1,35 millones de euros. Así se desprende del acuerdo del Executiu que, el pasado 11 de noviembre, autorizó a ampliar el préstamo de 600.000 euros concedido el pasado julio al grupo inmobiliario con 750.000 euros más. Una inyección de liquidez para abrir la temporada de invierno mientras ambas partes proseguían las negociaciones para garantizar el futuro de la estación.

El acuerdo de gobierno establece el próximo 20 de diciembre como fecha de vencimiento del préstamo de 750.000 euros otorgado el pasado noviembre. Incluso antes, apunta, si para entonces ambas partes han cerrado un acuerdo definitivo, que resume en estos términos: “dación en pago, contrato de arrendamiento y opción de compra”.

La adquisición de la estación por parte de la Generalitat, el posterior arrendamiento del complejo a Nozar (que seguiría así al frente de la gestión) y la opción de recompra por parte del grupo inmobiliario figuran en una “carta de intenciones” que ambas partes firmaron en junio y que ratificaron el 30 de octubre. Así lo corroboraron fuentes próximas a las negociaciones, que recordaron que este documento, por sí solo, no es vinculante para la empresa ni la Generalitat. La dación en pago de activos y su posterior arrendamiento es algo que Nozar ya puso en práctica años atrás con hoteles del resort del Pla de l’Ermita (ver desglose).

El acuerdo de gobierno del pasado 11 de noviembre detalla que tanto Nozar como su filial de BoíTaüll, PromocionsTurístiques de laVall, manifestaron “no disponer de los recursos adecuados para continuar con la explotación de la estación” y que solicitaron a la Generalitat “que estudie aportar recursos a la sociedad para dar viabilidad a la empresa y mantener la actividad”.

Una fórmula que la inmobiliaria ha utilizado ya en sus hoteles

La firma Promocions Turístiques de la Vall, filial del grupo Nozar, es actualmente arrendataria de hoteles del Pla de l’Ermita de los que fue propietaria hasta la declaración de concurso de acreedores en 2012. La dación en pago y su posterior arrendamiento fue una de las medidas previstas en el convenio con los acreedores que permitió a la empresa superar la suspensión de pagos. Sin los hoteles, la estación cuenta entre sus activos los remontes, sistemas de innivación y concesiones, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.