El ga cambiará su plan geológico para permitir la unión con formigal

Técnicos del área de Medio Ambiente mantuvieron, ayer en Zaragoza, una reunión con delegados de la Asociación Turística del Valle del Aragón (ATVA) –una las diferentes entidades jacetanas que presentaron alegación al anteproyecto–, en la que transmitieron el compromiso del Ejecutivo de reformar el texto de tal modo que la unión física de los centros no choque con la normativa geológica.

Al término de dicho encuentro, Fernando Sánchez, presidente de la ATVA y alcalde de Canfranc (otra de las instituciones que alegan el texto), comentó que los representantes de Medio Ambiente «nos dieron su palabra» sobre que el borrador «será modificado» y añadió que «no tenemos por qué pensar que no se vaya a hacer».

El anteproyecto incluye delimitaciones que llegarían al fondo del valle de Canal Roya y que impedirían la conexión entre los centros invernales. Tras la reunión de ayer, el área de Alfredo Boné se mostró favorable a excluir «parte de la zona afectada» y más en detalle, a «ceñirse a la zona volcánica del Anayet», manifestó Sánchez.

En concreto, el borrador del plan de protección geológica, en su artículo 12, contempla que las actividades que impliquen alteraciones morfológicas, la producción de ruidos o la creación de infraestructuras (entre ellas los remontes) se hallarán «prohibidas». Esto se vería solventado, si se hace una nueva delimitación de la zona. Precisamente, el texto advierte de que podrían implantarse instalaciones «con carácter excepcional», aunque puntualiza que éstas se pondrían en marcha por debajo de 1.500 metros. Debido a que la zona más baja del valle supera esta altitud, el GA tendría que elevar los límites permitidos para la colocación de remontes.

Desde la ATVA, se demanda que todas las modificaciones se hagan con «consenso» entre el Ejecutivo regional y los ayuntamientos del valle. Al respecto, el primer edil lamentó que la notificación de Medio Ambiente les fuese comunicada sólo tres días antes de su publicación en el Boletín Oficial de Aragón.

El decreto, que incluye alrededor de 300 puntos de interés geológico en todo Aragón, recibió sendas alegaciones de Astún y Candanchú, la propia ATVA, los ayuntamientos de Canfranc, Borau, Aísa, Villanúa, Castiello y Jaca, la Comarca, una asociación de empresarios, el comité comarcal del PAR y el PP de Jaca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.