Ecologistas piden a iglesias que diga si va a suprimir medio ambiente

ALTOARAGON
Según declararon ayer en rueda de prensa representantes de Seo Bird Life, Ecologistas en Acción, Plataforma por la Defensa de las Montañas de Aragón, Ebro Vivo, Aragón no se Vende y ANSAR, están “muy preocupados” ante los “rumores” de que la Consejería podría desaparecer y que les gustan “muy poco”.

Ante la posibilidad de que la actual Consejería de Medio Ambiente desaparezca o quede incluida en otro departamento, como podría suceder con el de Agricultura o el de Obras Públicas, las asociaciones exigen respuestas, y por ello piden a Iglesias, que en un plazo máximo de 72 horas, comunique cuáles son sus intenciones al respecto y qué hay de cierto en los rumores “insistentes” que han escuchado.

La situación, a su parecer, es de una “gravedad extrema”, ya que supondría “retroceder 20 años”, sobre todo cuando, gracias a la lucha social, se logró que el medio ambiente tuviera su espacio propio dentro de los ámbitos de gobierno, con un poder “propio e independiente”.

EL PERIODICO
Varios colectivos ecologistas pidieron ayer al presidente del Gobierno de Aragón, el socialista Marcelino Iglesias, que aclare si el futuro Ejecutivo autonómico, que encabezará de nuevo, en una coalición PSOE-PAR mantendrá o no la actual consejería de Medio Ambiente, tras los rumores de que esta área pueda fusionarse con Agricultura.

El portavoz de la Plataforma en Defensa de las Montañas, Francisco Iturbe, indicó que esta posible decisión está «fuera de lugar» cuando la creación de este departamento fue «un logro social tras décadas de lucha». Iturbe compareció hoy junto con las organizaciones Ecologistas en Acción, Sociedad Española de Ornitología, Asociación Naturalista de Aragón, Coordinadora ´Aragón no se vende´ y Asociación Río Ebro.

Todas ellas pidieron que Marcelino Iglesias se pronuncie en el plazo de 72 horas sobre la continuidad de la consejería de Medio Ambiente. De no ser así, estas organizaciones pedirán esa respuesta con una concentración ante el edificio Pignatelli.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.