Declaraciones o quimeras

Sostiene el Sr. Bono, presidente de Aramón, en recientes declaraciones a diferentes medios, que el esquiador que acude al Pirineo aragonés gasta unos 100 euros diarios, de los cuales 20 lo hace en las estaciones y 80 en los establecimientos de las diferentes poblaciones del entorno.

No sé si don Francisco sabe que el abono diario en la estación de Formigal tiene un precio de 41 euros y en la de Cerler cuesta 39,5 y por tanto ese esquiador medio solamente dispondrá de 59 ó 60,5 euros para gastar fuera de las pistas.

 

No sé que es lo que induce al Sr. Bono a hacer estas afirmaciones, lo infundado de la proporción de gasto es evidente, pero igual de quiméricos pueden ser esos 100 euros del esquiador cada día; más teniendo en cuenta que el que lo afirma parece que ignora el precio del abono de las estaciones de la empresa que preside.

 

Puede que esta forma de realizar cuentas y proporciones explique por qué el presupuesto inicial de 66 millones de la ampliación de Formigal sufrió un incremento del 182%. Pero no importa, los impuestos y el capital social de los aragoneses lo aguantan todo. Ahora que todo lo determinan los “mercados” ¿cómo valorarían las agencias de calificación una operación de este tipo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.