Castanesa crea nuevas tensiones en la coalición de gobierno

PSOE y PAR no terminan su tercera legislatura en su mejor momento. Las tensiones se han sucedido en los últimos meses, favorecidas por la cercanía de las elecciones del 22-M. En esta ocasión la fricción está ocasionada por la ampliación de la estación de Cerler por Castanesa. El vicepresidente del Ejecutivo, José Ángel Biel, insinuó ayer que podría aprobarse en el último consejo de Gobierno, que se celebrará en plena campaña electoral. Los socialistas, principales interesados en que salga adelante, no esconden su malestar por el retraso, que achacan al departamento de Industria, en manos del aragonesista Arturo Aliaga.

A un mes de los comicios, el PSOE asume que la demora en la aprobación de la ampliación se debe a cuestiones políticas. De hecho, daban por hecho que no saldría adelante en esta legislatura. Detrás de su paralización se esconden las fricciones que existen entre el alcalde de Benasque, el aragonesista José Ignacio Abadías, con los socialistas por la construcción del telesilla que debe unir el municipio con la estación de esquí. Este proyecto debía ponerse en marcha en virtud de un convenio –que contemple la financiación– que habrían de sus suscribir el consistorio de la localidad con el Gobierno de Aragón. La inversión la asumirían ayuntamiento y DGA a partes iguales. Pero no ha habido acuerdo ni siquiera en el tipo de telecabina que debe construirse.

Así que Abadías ha jugado sus bazas dentro de su partido para tratar de ralentizar Castanesa. Y así ha sido. El proyecto sigue en el Departamento de Industria, donde permanece desde hace meses parado, tras superar todos los trámites ambientales. Fuentes de la consejería aseguraron ayer que faltan algunos trámites administrativos y que es posible que se envíe al próximo consejo de Gobierno. Una posibilidad que cogió por sorpresa al PSOE, que ya lo daba por perdido para esta legislatura, a sabiendas de que podría retomarse si se lograba un triunfo electoral el 22-M.

El malestar de los socialistas es más que evidente. Aunque la jugada podría no salirles del todo mal, pues de aprobarse el proyecto en plena campaña electoral significaría todo un punto a favor de los intereses del PSOE. Tampoco al PAR le iría mal, puesto que podría apuntarse el tanto Arturo Aliaga, cabeza de lista por la provincia de Huesca y consejero de Industria. Y si algo necesitan los aragonesistas es un buen resultado en la provincia oscense.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.