Candanchú comunica a sus trabajadores que no cobrarán los 6 meses que les debe

HERALDO DE ARAGON

Candanchú comunica a sus trabajadores que no cobrarán los 6 meses que les debe 

El director indica a la plantilla que su deuda quedará al margen en el acuerdo de gestión con Aramón Los empleados, muy molestos, piden apoyo a UGT mientras crece la preocupación entre alcaldes y hosteleros

El director de la estación de Candanchú, Eduardo Roldán, ha comunicado a la plantilla que no cobrará los seis meses que les adeuda. En un encuentro mantenido el jueves con los representantes de los trabajadores, Roldán les informó de que su deuda quedará al margen del contrato de gestión que ultima la empresa con Aramón. El anuncio generó preocupación e indignación entre los cerca de 40 empleados fijos, que se han puesto en contacto con UGT-Huesca para ver qué margen de maniobra tienen. Mientras, crece la preocupación entre los alcaldes y empresarios de la Jacetania por la incertidumbre que rodea al futuro de la estación.

Fuentes de Explotaciones Turísticas de Candanchú (Etuksa) señalaron ayer a este diario que Roldán informó de que los salarios de la plantilla no entraban en el acuerdo que se ultima con Aramón, ya que el ‘holding’ de la nieve lo descarta para evitar el riesgo de una demanda de sucesión de empresas y acabar asumiendo los más de seis millones de deuda de Etuksa. En un principio se iban a pagar únicamente los atrasos a los trabajadores, pero tras el embargo de la concesionaria se ha descartado por las implicaciones jurídicas que conllevaría.

Los empleados están indignados porque llevan seis meses sin cobrar y, en aras de facilitar el acuerdo entre las partes, se han mantenido en silencio y han seguido trabajando. También están muy molestos los profesores de la Escuela Española de Esquí de Candanchú, ya que carecen de cualquier tipo de información y ni siquiera se les ha comunicado una fecha para planificar la próxima temporada.

Los alcaldes y empresarios de la Jacetania mantienen sus dudas sobre la apertura de Candanchú. El alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, subrayó ayer que la situación «es compleja» y que la decisión final «va a depender de un juez si se presenta el concurso de acreedores». «El proceso levará su tiempo y de momento no se puede asegurar nada», dijo.

Sánchez instó tanto Etuksa como a la DGA a hacer un esfuerzo para que los trabajadores puedan cobrar la deuda, «dentro de las posibilidades legales».

Su homólogo de Villanúa, Luis Terrén, se mostró muy crítico y exigió al Gobierno de Aragón y a Etuksa «que digan claramente lo que pasa» porque los trabajadores atraviesan una situación «muy complicada». «No es normal que ahora no les vayan a pagar, no se puede tomar este tema con tanta ligereza. Parece que están dando largas», añadió.

Para Terrén, tampoco es serio que a pocos días de comenzar la temporada haya semejante incertidumbre, aunque incidió en que tampoco hay que ser pesimista y reconoció el «esfuerzo» de la DGA por salvar la estación.

Por su parte, el alcalde de Castiello de Jaca, Álvaro Salesa, apuntó que es una «buena noticia» que haya un compromiso para abrir Candanchú, aunque luego habrá que «matizar» y ver «cómo se soluciona el futuro del complejo», así como el de los trabajadores.

Víctor Barrio, primer edil de Jaca, sostuvo que el acuerdo «está a punto de cerrarse» y advirtió de que si no se firma tal y como está, «la estación no abrirá». Sin embargo, confió en que Candanchú abra y reafirmó el compromiso con el sueño de unir las estaciones del valle del Aragón con la de Formigal.

Mientras, los empresarios no contemplan otra posibilidad que la apertura, por eso han trabajado en los últimos meses en organizar un calendario de actividades ‘après ski’, «para que esté todo listo para cuando llegue la nieve y la apertura», apuntó Amparo Lecumberri, portavoz de los establecimientos de Candanchú.

Rescate a Candanchú, pero no a cualquier precio

El rescate a la estación de Candanchú supone un alivio para hosteleros y empresarios del valle del Aragón. Sin embargo, la decisión de que Aramón asuma la gestión de la estación decana, pero solo por el coste de la puesta en servicio, no ha convencido a todos. Los trabajadores están molestos porque confiaban en cobrar las nóminas impagadas por Explotaciones Turísticas de Candanchú (Etuksa), dirigida por Eduardo Roldán (en la foto). Pero el holding de la nieve, participado por el Gobierno de Aragón e Ibercaja, no puede asumir la deuda de una empresa privada. La garantía de continuidad para los empleados es un paso adelante, porque sobre sus retrasos tendrá que decidir un juez, si finalmente se presenta concurso de acreedores. El rescate no puede ser a cualquier precio. 


RADIO HUESCA

Los trabajadores de Candanchú ‘preocupados, inquietos y ninguneados’ 

Los trabajadores de Candanchú se sienten ninguneados en las negociaciones que la empresa Etuksa, Gobierno de Aragón y Aramón están llevando a cabo en los últimos meses. Así lo han hecho saber a través de una carta, en la que bajo el anonimato explican que llevan seis meses sin cobrar, y a pesar de ello no han querido entrar en hacer valoraciones ni entrometerse en esas conversaciones.

‘A los propios trabajadores’, indican en la carta ‘se les instó desde Etuksa, DGA y Aramón a permanecer tranquilos a no hacer ruido para entorpecer las negociaciones, pero con la cercanía de las fechas en las que la estación debería abrirse, y viendo que éstas no acaban de fructificar, estamos cada vez más inquietos y preocupados’.

También indican que si se ha llegado a estas fechas con posibilidades reales de apertura es gracias a su trabajo y esfuerzo, sin haber realizado ninguna acción contra la empresa, a pesar de no cobrar, y por eso consideran que ‘no debería plantearse en ningún caso la posibilidad de poner en marcha las instalaciones sin pagarles lo que se les adeuda. 


EL PERIODICO DE ARAGON

Los trabajadores se movilizarán si no cobran las nóminas 

Los trabajadores de Candanchú, que llevan seis meses sin cobrar, se movilizarán si, tal y como recoge el borrador que elabora Aramón, la toma de control del centro invernal por parte del grupo semipúblico se lleva a efecto sin abonar las nóminas pendientes. La situación afecta a 30 empleados, 15 de los cuales son fijos. Aramón ha mostrado su disposición a abonar determinados gastos, pero no desea en principio hacerse cargo del salario de los trabajadores, dentro de las negociaciones que mantiene con la empresa, Etuksa, para abrir la estación la próxima temporada. Además, ahora la estación se enfrenta a un corte de luz por impago de las facturas de electricidad. 


DIARIO DEL ALTOARAGON

El personal de Candanchú se siente ‘ninguneado’ en las negociaciones

Aramón no puede hacerse cargo del pago de las seis nóminas que se les adeudan

El personal de la estación de esquí de Candanchú presenta un importante «malestar», puesto que se siente «ninguneado» durante las conversaciones mantenidas entre la empresa Etuksa, el Gobierno de Aragón y Aramón, dijeron fuentes próximas a los empleados. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.