Aramón trasladará su sede al pirineo y despedirá a más trabajadores

Aramón cerrará su oficina de Zaragoza y trasladará la sede a Formigal. La sociedad pública (formada por DGA e Ibercaja, al 50%) ahorrará unos 700.000 euros, 200.000 en el alquiler del local, ubicado en la plaza Aragón, y el resto en nóminas de los trabajadores. La empresa está negociando con los empleados las condiciones del traslado, que afectaría a entre 35 y 40 personas. No se descartan despidos entre los puestos directivos.

La apertura de la oficina central de Aramón en Zaragoza respondió en su día a la estrategia expansiva de la empresa, basada fundamentalmente en el desarrollo urbanístico. La crisis económica y la quiebra del modelo basado en el sector de la construcción han obligado a esta empresa pública a reconducir su plan de negocio. El traslado de la sede responde a este viraje, basado ahora en el territorio y en las estaciones como núcleos de empuje.

El traslado no se hará efectivo hasta que no se cierren las negociaciones con los trabajadores de la sede zaragozana, que serán los afectados por los despidos, según señalaron fuentes de la sociedad. Se prescindirá, explicaron, de los puestos que están duplicados actualmente entre la oficina de la ciudad y las instalaciones de Formigal.

REESTRUCTURACIÓN

El cambio de sede forma parte del plan de reestructuración de la sociedad, que gestiona las principales estaciones de esquí de la comunidad. El último cambio se produjo en enero de este mismo año, cuando el consejero de administración cesó como director general de esta empresa pública a Javier Andrés, que ha sido relevado por Antonio Gericó, que cuenta con la plena confianza del presidente de Aramón, Roberto Bermúdez de Castro.

Los últimos cuatro años no han sido sencillos para Aramón, debido a los problemas de endeudamiento que ha atravesado. Sin embargo se ha logrado reconducir la situación, puesto que la deuda ha pasado en los últimos cuatro años de 103 millones a 58 millones. Los resultados anuales de explotación –antes de impuestos– también han ido mejorando, hasta alcanzar un resultado final de ocho millones en el último ejercicio.

DIFICULTADES ECONÓMICAS

Durante estos cuatro años la sociedad, debido a la difícil situación de la que partía, ha tenido que refinanciar la deuda, y se adoptaron medidas de ajuste, que pasaron por el despido de algunos directivos de la plantilla, que estaban, fundamentalmente, en la sede de Zaragoza que ahora se quiere trasladar. Se logró así el ahorro de un millón de euros con la supresión de ocho puestos en función del cambio de estrategia empresarial, además de la bajada de entre un 7 y un 25% de los sueldos de los altos cargos de la sociedad.

Aramón nació en el 2003, como un proyecto estratégico del Gobierno de Marcelino Iglesias. En la actualidad, y tras no pocas vicisitudes, se ha logrado absorber el 21% de los practicantes de esquí en territorio español, partiendo de un 12%, tras una inversión total de unos 150 millones de euros. El sector de la nieve representa aproximadamente el 7% del Producto Interior Bruto (PIB) en Aragón. Cifra que en Huesca alcanza casi el 12%. Se calcula, de hecho, que el impacto económico del sector es de más de cien millones de euros al año y que genera 1.100 empleos directos y 15.000 indirectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.