Aramón deberá justificar «zona por zona» la conveniencia de ampliar cerler

El Consejo de Protección de la Naturaleza (CPN), máximo órgano consultivo del Departamento de Medio Ambiente de la DGA, ha aprobado por unanimidad un primer dictamen sobre el proyecto para convertir la estación de Cerler en el mayor destino esquiable de toda España. Entre otras muchas recomendaciones, el documento consensuado por sus miembros pide a Aramón que estudie si realmente es conveniente extender las pistas por las cuatro zonas previstas en la ampliación -los sectores de Ardonés, Castanesa, Aneto e Isábena-.

«Se deberán valorar alternativas reales a las cuatro propuestas establecidas -indica el dictamen-. Estas alternativas deberán analizar, zona por zona, la rentabilidad en términos económicos, sociales y ecológicos de las obras planteadas». Además, el dictamen reclama al grupo de la nieve que se plantee «la posibilidad de suprimir o modificar» algunas actuaciones como medida de compensación por los impactos inevitables para garantizar la rentabilidad y la viabilidad de la ampliación.

La evaluación ambiental del proyecto para expandir la extensión esquiable de Cerler se encuentra todavía en fase de consultas previas. A finales de enero, el Inaga remitió al Consejo de Protección de la Naturaleza una memoria ambiental redactada por Aramón para que el órgano consultivo emitiera un informe sobre el contenido y el grado de exhaustividad que deberá tener el estudio de impacto que el holding debe elaborar.

Como ya publicó este periódico, el documento aprobado por el CPN no se pronuncia sobre la conveniencia o no de expandir la estación -eso lo hará en posteriores etapas del proceso-, pero sí impone al grupo aragonés de la nieve unos requisitos muy exigentes de cara a la redacción de ese estudio de impacto -el documento en el que se basará Medio Ambiente para autorizar o no la ampliación-.

El dictamen reclama numerosos estudios sobre las afecciones que el proyecto tendrá en la flora, la fauna, el medio físico, el paisaje y los usos tradicionales de la zona. No obstante, los miembros del Consejo no se han quedado ahí, sino que piden a los responsables de Aramón que el futuro estudio de impacto ambiental valore «alternativas reales» a las cuatro zonas de ampliación propuestas.

La «pertinencia» de Ardonés

«Las variables asociadas a la pérdida de naturalidad y de paisaje deberán integrarse debidamente en la ecuación que resuelva la pertinencia o no de realizar determinadas actuaciones», sostiene el informe. El CPN pone como ejemplo que se deberá valorar si la expansión por el sector de Ardonés es «realmente necesaria» teniendo en cuenta que en Benasque el sector de la nieve ya está desarrollado.

En este sentido, el Consejo destaca que el estudio de alternativas «no responde a un estudio real de posibles variantes sustanciales al proyecto». El dictamen afirma que esto es adecuado en la fase de consultas previas, pero también dice que «convendría» que en el futuro estudio de impacto ambiental se incluyeran «consideraciones globales» que permitan valorar «la posibilidad de suprimir o modificar remontes o actuaciones generales». «Cabe por ejemplo pensar en la eliminación de (…) determinados enclaves poco atractivos para el usuario como medida de compensación por la afección en otras zonas ambientalmente sensibles en las que la rentabilidad de los usos del esquí podría hacer ineludible la intervención», insisten los miembros del Consejo.

En la memoria ambiental, Aramón explica que el proyecto contempla la expansión en el conjunto de las áreas esquiables de su entorno, por lo que el holding entiende que la única alternativa posible es no hacer nada. Según el grupo de la nieve, esa «alternativa cero» conllevaría la «más que probable» despoblación de buena parte de la zona. En cuanto a la posibilidad de dejar fuera de la ampliación alguno de los cuatro sectores propuestos, Montañas de Aragón argumenta que su proyecto «está concebido de forma que las diferentes áreas se apoyen entre sí para lograr una gestión integral óptima». Es por ello que no se consideran alternativas basadas en la fragmentación del proyecto, ya que debe contemplarse «como un proyecto único».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.