Aramón cierra una temporada corta y que «no ha sido buena»

DIARIO DEL ALTOARAGON

Aramón cierra una temporada corta y que «no ha sido buena»

Ningún día ha estado abierto el cien por ciento de la superficie esquiable

«No ha sido una temporada buena. Se ha caracterizado por una meteorología adversa y muy poquita nieve», indicó ayer Mario Ortiz, director de Comunicación y Relaciones Internacionales de Aramón, tras culminar la campaña invernal las estaciones del grupo Formigal y Cerler, después de que el pasado domingo lo hiciera Panticosa.


EL PERIODICO DE ARAGON

La lluvia y el frío han favorecido el turismo rural y las visitas a Zaragoza

A falta de un balance oficial, esta Semana Santa ha estado muy ligada al clima en todo el país. La lluvia y el frío han conseguido retraer a muchos para no viajar a las playas y optar por un turismo cercano y de interior. Una decisión que ha beneficiado tanto a las casas rurales de todo Aragón, que han mejorado la media de ocupación del año pasado, como a la propia Zaragoza, que ya preveía una ligera mejoría tanto en el número de visitantes como en camas vendidas. Por contra, el tiempo cambiante ha derivado en una floja campaña para el esquí, y a pesar de las últimas nevadas caídas, Aramón cerró ayer todas sus estaciones. Tan solo Astún y Candanchú abrirán hasta el próximo domingo, aunque con horario reducido.

«Las últimas nevadas nos han servido para aguantar un poquito. Pero la afluencia de esquiadores no ha sido excesiva, y estas últimas precipitaciones primaverales iban a desaparecer pronto. Por lo que se ha decidido dar por terminada la temporada», explicaba ayer el presidente de Aramón, Manuel Guedea, a la espera de empezar a realizar una comparativa oficial.

ASTÚN Y CANDANCHÚ ABREN Por contra, Astún y Candanchú esperaban que el buen tiempo que se anunciaba para hoy y la gran cantidad de nieve acumulada atrajera a los esquiadores de las comunidades vecinas que prolongaban hasta hoy sus vacaciones, como Navarra, Euskadi o La Rioja. «Esta semana no ha habido tanto movimiento como en un principio se esperaba, pero tampoco se puede decir que haya ido tan mal», contestaban desde Astún, en referencia a que la Semana Santa ha caído este año a primeros de abril y por ello había creado muchas expectativas positivas en el sector.

Por su parte, Jesús Marco, presidente de la Federación Aragonesa de Turismo Rural admite el incremento que se ha detectado en el sector en Aragón, y eso que ese año se ofrece entre un 15 y un 20% más de plazas de nueva creación. «La media de ocupación ha estado en torno al 80%, aunque Albarracín, el Maestrazgo y el Pirineo lo superen. Y en el Bajo Aragón ha estado todo completo», informa, no sin antes quejarse de la «oferta ilegal que últimamente se está incrementando como consecuencia de la crisis. Porque se ofrecen en internet viviendas y habitaciones en alquiler como turismo rural cuando solo es una oferta de particulares que quieren sacarse un dinero».

También la capital de Zaragoza se ha visto favorecida por el mal tiempo, a tenor de los primeros datos facilitados. Las oficinas de turismo han visto cómo el número de consultas ha crecido un 12%, mientras que los hosteleros (Horeca) esperaban un aumento de más del 3% en los alojamientos hoteleros, con una ocupación del 80% en los días punta. En cuanto al origen de estos turistas, son mayoritariamente nacionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.