Aramón busca suelo urbanizable para pagar una estación de esquí en gistaín

La empresa semipública Aramón, participada por la DGA e Ibercaja,
impulsa la urbanización de 180 hectáreas de suelo en el Sobrarbe para
financiar la apertura de la estación de esquí de Punta Suelza, en los
términos de Gistaín y Tella-Sin.

El alcalde de Gistaín, José Loste, confirmó que se han producido
contactos entre los ayuntamientos, la Comarca, la DGA, Ibercaja y
Aramón para desencallar el proyecto, del que se habla desde hace 40
años. Ninguno de los dos municipios tiene capacidad económica para
afrontar la operación en solitario: una consultora valoró la inversión
en 42 millones de euros hace seis años. Aramón está dispuesto a entrar
en el proyecto, aunque lo condiciona a la disponibilidad de suelo
edificable para generar, al urbanizarlo, recursos con los que afrontar
la inversión.

La empresa apuesta por las operaciones urbanísticas para financiar el
esquí. En Sallent de Gállego impulsa la recalificación de 46 hectáreas
para construir más de 1.000 viviendas junto a Formigal. En Panticosa
quiere edificar 20 hectáreas para destinar 54 millones a la estación.

En el caso del Sobrarbe, la superficie cuadruplica a la proyectada en
Sallent, aunque no se trataría de una macrourbanización –con la
densidad de construcción de Formigal daría para 5.400 viviendas–
sino, explicó Loste, de actuaciones en varios municipios del Sobrarbe.
«Gistaín y Tella no tenemos suficiente suelo. En la zona alta de la
estación sobra terreno, pero no se puede edificar más que lo
imprescindible por el impacto ambiental. Hay que hacerlo en otros
pueblos», dijo.

VISTO BUENO DEL INAGA El Sobrarbe es la única comarca pirenaica sin
estaciones de esquí, lo que reduce a los meses estivales la actividad
hostelera, cuya estacionalidad viene marcada por el Parque de Ordesa.

Según explicó Loste, el proyecto ha recibido el informe favorable del
Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga). Incluye dos edificios
de servicios, en diferentes cotas, que albergarían las cafeterías,
restaurantes y oficinas de turismo.

Si abre sus pistas, Puerta Suelza sería la segunda estación de España
por altitud: sólo Sierra Nevada supera su cota de 2.987 metros. Su
capacidad teórica es de 6.000 esquiadores por jornada. Sus 50
kilómetros de pistas ocuparían 500 hectáreas en Gistaín, al norte, y
en el Valle de la Comuna, en Tella-Sin, al Sur. El planteamiento
inicial incluye tres tipos de recorridos entre los que se incluyen dos
pistas de 1.200 metros de longitud, homologables como olímpicas.
Serían las únicas de estas características en todo el Pirineo.

Otra cosa son los accesos. Sin descartar un teleférico, un estudio
entregado el año pasado a la Comarca se inclina por un ferrocarril de
Bielsa a Puerta Suelza por el collado de la Cruz del Guardia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.