Aramón aprueba despedir a una docena de técnicos y bajar el sueldo a sus directivos

HERALDO DE ARAGON
 
Aramón aprueba despedir a una docena de técnicos y bajar el sueldo a sus directivos
El plan no afectará a las estaciones y ahorrará 800.000 de los 2 millones de euros que cuestan los salarios de las oficinas centrales. La oposición del PSOE rompió por primera vez la unanimidad en la votaciones
 
El consejo de administración del grupo Aramón aprobó ayer un plan de reestructuración que incluye una bajada de sueldos para sus principales directivos y el despido de una docena de técnicos de las oficinas centrales de Zaragoza. Con estas medidas, que no afectarán a ninguno de los empleados de las estaciones de esquí, el holding de la nieve pretende ahorrar unos 800.000 euros de los dos millones que cuestan actualmente los salarios del personal que trabaja en la capital aragonesa.
 
El plan salió adelante con el apoyo de los consejeros del Gobierno de Aragón y de Ibercaja, mientras que el representante del PSOE se opuso rompiendo así la unanimidad con la que el holding de la nieve ha adoptado siempre todas sus decisiones. El socialista Miguel Gracia explicó que su voto en contra se debió a que no fue informado del contenido del plan hasta el momento de la reunión.
 
Según fuentes tanto de la dirección de Aramón como de la DGA, la reestructuración planteada supondrá que «en torno a una decena» de directivos del grupo que actualmente cobran más de 65.000 euros brutos anuales, además de otras retribuciones variables, sufrirán una bajada de sueldos que oscilará entre el 7% y el 20% –cuanto mayor sea su salario, más se les reducirá–.
 
Casi un 25% de las oficinas
 
Además, «alrededor de una docena» de técnicos de las oficinas centrales serán despedidos, lo que supone que el holding de la nieve recortará casi una cuarta parte de su plantilla en Zaragoza –que en la actualidad está formada por unos 44 trabajadores–.
Las mismas fuentes explicaron que los sueldos del personal adscrito a las oficinas centrales de Aramón suman alrededor de 2 millones de euros anuales y que con esas dos decisiones se pretende reducir esa cantidad en unos 800.000 euros. Además, aclararon que los trabajadores despedidos serán «técnicos de alto rango» y que su salida «no será inmediata», sino que se irá produciendo «gradualmente en función de las necesidades».
 
Desde la dirección del grupo de la nieve y desde el Gobierno de Aragón también insistieron en que el recorte de personal no afectará «a ninguno» de los empleados o directivos de sus cinco estaciones de esquí –Formigal, Cerler, Panticosa, Javalambre y Valdelinares–.
 
Un periodo intenso
 
La aprobación de este plan de reestructuración se ha producido apenas diez días después de que el consejo de administración de Aramón diese el visto bueno a la refinanciación del grueso de la deuda del grupo: 71 millones de euros –de un total de 78– que gracias a ese acuerdo tendrán que devolverse en un plazo de diez años. El éxito de la negociación con distintas entidades bancarias ha supuesto que los graves problemas financieros que el holding de la nieve ha sufrido en los dos últimos años hayan llegado a su fin –al menos, por el momento–.
 
También hay que recordar que el pasado mes de julio los socios de Aramón –empresa mixta participara al 50% por la DGA e Ibercaja– decidieron renovar la cúpula del grupo apenas año y medio después de su nombramiento. Los cambios se adoptaron con el objetivo de dar a la dirección un perfil más político bajo el control directo del Gobierno de Aragón y consistieron en relevar al hasta entonces presidente y letrado jefe de los servicios jurídicos de la DGA, Manuel Guedea, y sustituirlo por el consejero de Presidencia, Roberto Bermúdez de Castro.
 
Este último llegó al consejo de administración acompañado del consejero de Hacienda, José Luis Saz, y del exteniente de alcalde de Urbanismo de Zaragoza José Luis Santacruz, persona de la máxima confianza de la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi.
Saz y José Luis Santacruz sustituyeron al fallecido alcalde de El Grado, Joaquín Paricio, y a la concejal de Turismo de Teruel, Rocío Casino, mientras que el socialista Miguel Gracia y el aragonesista Luis Estaún se mantuvieron en el consejo.

7%-20%

Una decena de directivos del grupo Aramón que cobran más de 65.000 euros brutos anuales, además de otras retribuciones variables, sufrirán una bajada de sueldo que oscilará entre el 7% y el 20% –cuanto mayor sea su salario, más

«NO PUEDO APOYAR ALGO QUE NO CONOZCO»

El representante del PSOE en el consejo de administración del grupo Aramón no ocultó su decisión de votar en contra del plan de reestructuración aprobado ayer, pero aclaró que su postura se debió a que conoció el contenido del mismo al empezar la reunión. «No puedo votar a favor de algo que no conozco –defendió el vicepresidente primero de la Diputación de Huesca–. Me podían haber informado aunque fuera con dos días de tiempo, pero no: me he enterado del plan por las filminas que nos han puesto a toda prisa». Gracia aseguró que ni siquiera después del consejo le fue facilitado el documento y también se mostró preocupado por las consecuencias que los recortes pueden tener en la nueva temporada de esquí. «Me parece temerario aprobar algo así apenas un mes antes del inicio de la campaña», opinó. La oposición del PSOE supuso que ayer, por primera vez desde la creación del holding, se rompió la unanimidad que siempre ha presidido las decisiones de su consejo de administración.

EL GRUPO HA RESPIRADO, PERO DEBE 78 MILLONES

El esfuerzo económico realizado en los dos últimos años por Aramón ha sido muy importante, ya que ha devuelto 20 millones de euros a las entidades financieras. No obstante, el grupo sigue teniendo una deuda de 78 millones que gracias a la refinanciación aprobada a finales de octubre podrá devolverse en diez años en lugar de en tres. Esa ampliación de los plazos ha dado aire al holding de la nieve, que no podía mantener el ritmo de devolución de los créditos con los que pagó las grandes inversiones de los últimos años. Si todo va bien, esos préstamos se irán devolviendo con los ingresos ordinarios de las estaciones, aunque otra temporada desastrosa obligaría a realizar nuevas ampliaciones de capital.
El principal problema para Aramón ha sido que no ha podido obtener plusvalías por operaciones inmobiliarias que no fructificaron –principalmente, la venta de los suelos de Cerler–. A esos reveses se sumaron las pérdidas millonarias de las dos últimas campañas de esquí, que dispararon las tensiones de tesorería del holding.

EL PERIODICO DE ARAGON 

Aramón ahorrará 800.000 euros en sueldos directivos

Algunos de los miembros de la cúpula cobran hasta 120.000 euros al año. La sociedad despedirá hasta a 13 personas de su sede de Zaragoza
Version en PDF de la noticia, página 8Esta noticia pertenece a la edición en papel de El Periódico de Aragón.
Para acceder a los contenidos de la hemeroteca debe ser usuario registrado de El Periódico de Aragón y tener una suscripción.
Pulsa aquí para ver archivo (pdf)
El consejo de administración de Aramón aprobó ayer el nuevo organigrama de la sociedad. La reestructuración supondrá el despido de hasta 13 personas y un ahorro de más de 800.000 euros al año en sueldos. El ajuste solo afectará a los directivos que trabajan en la sede de la empresa pública en Zaragoza, que verán reducidos sus sueldos en un 25%.
Fuentes cercanas del consejo de administración justificaron el ajuste en el alto coste que suponía para la sociedad la sede de Zaragoza. En ella trabajan 49 personas, con salarios de alta dirección. El sueldo más bajo es de 70.000 euros y el más alto de 120.000 euros. A los que hay que añadir complementos en función de los resultados e incluso en algunos casos coche oficial. Los gastos en personal ascienden a 2,5 millones de euros, que ahora se reducirán en 800.000 euros.
El ahorro se consigue con una reducción de salarios de como máximo el 25%. Pero también habrá despidos. Serán hasta seis a corto plazo. Afectarán a áreas que ahora ya no tienen actividad. A largo plazo afectará a 13 personas como máximo, según explicaron fuentes del consejo de administración, que ayer aprobó estas medidas con el único voto en contra del representante del PSOE, Miguel Gracia. Justificó su decisión en que no conocía el contenido de la reestructuración, puesto que no se le había facilitado la información con anterioridad.
La remodelación del organigrama responde a un informe elaborado por una consultora del Principado de Andorra, en el que se recomienda reducir gastos de personal de los altos directivos de la sociedad. Desde el consejo de administración apuntaron ayer que el ajuste no afectará a los trabajadores de las estaciones, solo a los altos directivos de Zaragoza. Las mismas fuentes señalaron que la cúpula está en estos momentos «sobredimensionada» y que la empresa debe centrarse en crear riqueza en los valles, no en pagar sueldos «exagerados» a sus responsables.
Aramón se encuentra en pleno proceso de adaptación a los nuevos tiempos de crisis. La pasada semana se aprobó la refinanciación de su deuda que es de 78 millones de euros, y que ahogaba a la empresa. El plazo para cumplir sus obligaciones con los acreedores se ha ampliado a diez. Una circunstancia que da margen financiero a la sociedad, puesto que se podrá ir pagando a medida que vayan entrando ingresos fruto de la explotación de las pistas. Aramón logró la refinanciación sin que fuera necesario que el Gobierno de Aragón e Ibercaja avalaran la operación. El Ejecutivo ya tuvo que respaldar a principios de año a la empresa pública con seis millones.

RADIO HUESCA

Aramón reestructura su sede de Zaragoza con 12 despidos

El Consejo de Administración de Aramón ha aprobado con el voto en contra del PSOE el despido de una docena de técnicos de las oficinas de Zaragoza y una bajada considerable de sueldos. En los centros de trabajo de las estaciones “no se toca nada” según han explicado a esta redacción desde la empresa.

El amplio grupo de directivos y técnicos que superan los 65.000 euros brutos al año verán reducidos sus salarios entre un 7 y 20 %. Son remuneraciones en la mayor parte que van desde esta cifra a los 120.000 euros.

Con esta nueva estructura, Aramón reduce la partida de sueldos en torno a 800.000 euros.La salida de estos trabajadores será de forma progresiva. A corto plazo serán seis.

En la actualidad, en la sede de Zaragoza, trabajan 49 personas.

Los gastos de personal suman 2,5 millones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.