Aramón acuerda renegociar la deuda y los socios inyectan 8,6 millones de euros

HERALDO DE ARAGON

Aramón acuerda renegociar la deuda y los socios inyectan 8,6 millones de euros

Debe refinanciar 94,9 millones por la caída de ingresos y el bloqueo de la venta de suelo La DGA e Ibercaja aportan 2,1 millones y cubren otros 6,5 con un préstamo participativo

Solo medio año después de renegociar su deuda, el holding aragonés de la nieve, Aramón, planteará de nuevo a los bancos la necesidad de abordar una refinanciación que le permita devolver los 94,9 millones de euros en un mayor plazo de tiempo. Así lo acordaron ayer los socios, el Gobierno de Aragón e Ibercaja, quienes aparcaron sus diferencias y celebraron el consejo de administración tras haberse suspendido a mediados de mayo.

La crítica situación económica de la sociedad se ha agudizado tras la última temporada de esquí, en las que las pérdidas superaron los 22 millones de euros. El grupo Aramón consideraba que con las estimaciones de su plan de negocio se podía afrontar los pagos sin mayores problemas, pero las citadas pérdidas llevaron a trasladar a los socios la urgencia de acometer una primera fase de la ampliación de capital pactada a finales del año, que supera los 18 millones de euros y que se debía aportar en tres años. La urgencia viene dada porque el próximo 5 de julio vence uno de los créditos millonarios y no se dispone de fondos.

Pese a las reticencias iniciales del Gobierno de Aragón a aportar este año su parte de la ampliación (4,3 de los 8,6 millones requeridos), sus responsables han acabado por sellar un acuerdo con Ibercaja. Y se ha optado por una solución intermedia para cubrir los citados 8,6 millones: los socios desembolsarán el 25% del capital, es decir 2,1 millones, y el dinero restante, otros 6,5 millones, lo cubrirán mediante un préstamo participativo.

El consejo de administración de Aramón se celebró por la tarde tras una reunión previa por la mañana entre la DGA y la entidad financiera para acabar de pactar una salida. También trataron la necesidad de lanzar un plan comercial y de negocio a diez años que dé garantías de futuro al holding de la nieve.

Los miembros del consejo de administración también pudieron conocer el plan de ahorro encargado a la consultora Price Waterhouse Coopers, que propone un amplio abanico de medidas para rebajar múltiples partidas de gasto. El ahorro medio podría superar los 6,2 millones de euros en caso de cumplirse en su integridad.

Como informó este diario, su aplicación se plantea de forma escalonada entre los años 2012 y 2015. Entre las medidas recogidas, la finalización de los forfaits gratuitos para los vecinos de los valles pirenaicos, el aumento de la productividad horaria en las estaciones o la posibilidad de dejar las estaciones de Panticosa y Javalambre como instalaciones de apoyo.

El consejo empezó a abordar ayer algunas de estas medidas, como la de limitar la gratuidad de los forfaits de forma escalonada y aplicar rebajas a los menores. De hecho, se apuntó que se podrían beneficiar los menores de cuatro años y los escolares, concentrando los descuentos en la temporada valle. Los socios mandataron a los técnicos de Aramón a «concretar y afinar» las soluciones de ahorro del informe.

En este sentido, el Gobierno de Aragón no quiere que la actividad quede limitada al mínimo en Panticosa como se plantea en el informe, por lo que el holding está dispuesto a lanzar una plan especial de márquetin para relanzar la estación.


EL PERIODICO DE ARAGON

Gobierno e Ibercaja amplían el capital de Aramón

El consejo de administración de Aramón aprobó ayer la ampliación de capital de la sociedad. Como estaba previsto, tanto el Gobierno de Aragón como Ibercaja, los dos socios de la empresa, desembolsarán el 25% que le corresponde a cada uno de los 8,6 millones de euros. Es decir, unos dos millones cada uno. El resto será avalado a través de un crédito participado.

Con esta solución, los socios evitan desembolsar la cantidad total de la ampliación. Una cuantía que, aseguraron fuentes del consejo de administración, ninguno de los dos podía asumir en su totalidad en este momento. Con esta decisión se quiere salvar la delicada situación que atraviesa la empresa pública y que le permitirá cumplir con una parte de su deuda (94,9 millones).

La ampliación de capital, retrasada durante las últimas semanas, ha sido fruto de una ardua negociación entre Gobierno e Ibercaja. Aramón se encontraba al borde del colapso y era preciso tomar una decisión, con la premisa de que no podía desembolsar los 8,6 millones de euros. Las fuertes pérdidas registradas en la pasada temporada, de 20 millones, unidas a la imposibilidad de vender sus activos inmobiliarios son las causas que obligaban a acometer la urgente ampliación de capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.