Aragón retrasa un año más la policía de pistas en las estaciones

Las pistas de esquí aragonesas tampoco contarán esta temporada con la implantación de policías de pistas. Tal y como apuntó ayer el consejero de Industria, Comercio y Turismo, Arturo Aliaga, «se lleva trabajando un año y aunque la Ley de Seguridad en los Centros de Esquí está muy avanzada, este año aún no se va a poder llevar a cabo». El consejero Aliaga hizo este anuncio durante la presentación del Bono de Temporada Aragón Esquí 7. Un pase con el que se puede acceder a las siete estaciones de esquí alpino aragonesas. Con esta medida Aragón es la primera comunidad autónoma española que permita con un mismo bono disfrutar de todo su territorio esquiable, un total de 300 kilómetros.

La futura ley del deporte blanco a la que hizo mención el consejero de Turismo incluye, además de la policía de pistas, la obligación para los usuarios de contar con dos seguros de accidente y la exigencia del casco a menores de 12 años. Por el momento en Aragón, al igual que en la mayor parte de Europa, no existen vigilantes especializados sino que es el propio personal de las estaciones quien ha de hacerse cargo de controlar a los usuarios, pero que no pueden sancionarlos sino únicamente advertirles. Una situación que, al menos hasta la próxima temporada, va a seguir igual.

Lo que sí va a cambiar es el acceso a las pistas de esquí. El Bono Esquí 7, pionero en España, es posible gracias al acuerdo de colaboración suscrito ayer en Zaragoza por el consejero Aliaga, el consejero delegado de Aramón, Javier Blecua, el director general de la estación de Astún, Jesús Santacruz, y el gerente de la de Candanchú, Eduardo Roldán.

Los esquiadores que adquieran esta tarjeta única podrán hacer uso en cualquiera de las cinco estaciones del grupo Aramón (Cerler, Formigal y Panticosa en Huesca, Javalambre y Valdelinares, en Teruel), además de Astún y Candanchú.

El Bono de Temporada Aragón Esquí 7 Estaciones, podrá comprarse en cualquiera de los complejos invernales o en puntos de venta habilitados. «Se comercializará con el habitual dispositivo manos libres que garantiza rapidez y comodidad para el usuario a la hora del acceso a pistas», apuntó el consejero delegado de Aramon.

Por su parte, Javier Blecua señaló que los más beneficiados del servicio serán los clientes y destacó el avance en la cooperación entres las distintas estaciones para «vender mejor la nieve», sin que ello suponga la integración en el «holding» Aramón.

En la misma línea, Jesús Santacruz apostó por seguir desarrollando nuevos proyectos de colaboración en el futuro que permitan ofrecer la oferta de nieve «más amplia y cohesionada» del mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.