Ajedrez urbanístico en el aragón oriental

Aramón, la promotora de complejos invernales participada al 100% por la DGA e Ibercaja, ha tenido que modificar sus planteamientos iniciales sobre la estación de Castanesa ante la negativa vecinal a desprenderse de parcelas por considerar que el precio ofrecido era bajo para las perspectivas de rendimiento que iba a darle una recalificación.
Los planes iniciales del holding invernal consistían en hacer salir el telesilla central de la futura estación de una zona de Ribera, pueblo perteneciente al municipio de Montanuy. Sin embargo, la oferta no estuvo a la altura y la empresa no pudo hacerse hectárea y media que consideraba clave. Ahora tiene sobre ella una opción de compra una inmobiliaria madrileña. La tasación es netamente superior a los 240.000 euros por hectárea que ofrecía la firma aragonesa.
Después de este contratiempo Aramón varió sus planes y decidió reubicar el inicio del telesilla en Ardanué, un núcleo del municipio de Las Paúles, en el que ya han adquirido tierras -unas diez hectáreas- de uno de los tres vecinos que quedan. Tampoco en Benifons, otro pueblo de la zona, la opinión de todo el vecindario es favorable a la venta de terrenos.
Según fuentes conocedoras del sector, algunas empresas inmobiliarias están intentando tomar posiciones en la zona oriental de la Ribagorza mediante la adquisición de terrenos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.