adelpa apuesta por el desarrollo sostenible en los valles del pirineo

DIARIO DEL ALTOARAGON

La Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés, Adelpa, analizó ayer la situación actual de la Mesa de la Montaña (organismo del que forma parte), después del abandono de otro de sus miembros, la Plataforma en Defensa de las Montañas, por su oposición al proyecto de ampliación de la estación de esquí de Cerler hacia el Valle de Castanesa.

En rueda de prensa celebrada en la Diputación Provincial de Huesca, José Luis Sánchez (PSOE), José María Abarca (PAR) y Joaquín Paricio (PP), como portavoces de Adelpa, expresaron públicamente su respaldo a la ejecución de proyectos de este tipo, «siempre y cuando sean cuidadosos con el medio natural», concretaron, porque entienden «constituyen un importante impulso para la actividad económica en las zonas de montaña».

Según un informe socioeconómico elaborado por la asociación, los únicos valles del Alto Aragón que en los últimos años han mejorado sustancialmente los índices demográficos, de renta y natalidad, son aquellos que cuentan con estaciones invernales, un dato especialmente revelador para José Luis Sánchez, quien insistió en la necesidad de configurar «un mapa de nieve en el Pirineo oscense acorde a las actuales exigencias de ocio».

Asimismo, al referirse a la falta de conciliación que existe entre las posturas más proteccionistas y los partidarios de la explotación económica de los entornos naturales, José María Abarca apeló a la intervención de la administración pública, «necesaria -dijo- para compensar los desequilibrios territoriales», y aseguró que en estos momentos la subsistencia de las zonas de montaña «pasa por una economía eminentemente terciaria».

Por su parte, Joaquín Paricio reiteró la apuesta de la asociación por el desarrollo sostenible en las zonas de montaña y defendió su deseo de crear un Pacto Ciudad-Montaña, conforme al documento aprobado por Adelpa en 2008, que aspira a convertir al Pirineo oscense en una marca universal.

Finalmente, la entidad pidió a los colectivos ecologistas que no «criminalicen» los proyectos de desarrollo en la montaña, a su juicio «lógicos, viables y queridos por quienes viven en estas zonas» e instó a la Plataforma a retomar su participación en la mesa de trabajo, para avanzar juntos en la redacción de la futura Ley de la Montaña.

La Mesa de la Montaña continúa su rueda de encuentros con la vista puesta en la reunión del próximo martes, en la que precisamente, según anunció Sánchez, está previsto cerrar el acuerdo relativo al «avance de las estaciones de esquí».

Cabe recordar en este punto que de aprobarse definitivamente el proyecto técnico y el estudio ambiental, autorizados por el Gobierno de Aragón, la estación de Cerler podría convertirse en el complejo invernal con mayor superficie esquiable de España.


EL PERIODICO DE ARAGON

Invitan a los ecologista a retomar el diálogo en la Mesa de las Montañas

Adelpa invitó ayer a las organizaciones ecologistas que formaban parte de la Mesa de la Montaña a retomar su participación y diálogo en este órgano creado precisamente para alcanzar acuerdos a través de las aportaciones y argumentos de todas las instituciones, entidades, asociaciones y colectivos que viven y aman la montaña. «Estamos convencidos de que el desarrollo de la montaña ha de realizarse de forma sostenible, pero esto no significa que no sea compatible con el desarrollo social y económico». En este sentido, Adelpa ha pedido a quienes defienden posturas más conservacionistas que «no criminalicen los proyectos que pueden traer desarrollo e ilusión para quienes viven en las zonas de montaña», y ha tendido su mano a los ecologistas para seguir dialogando.

 

La Mesa de las Montañas está compuesta por representantes de Adelpa, la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), que reúne a 695 municipios, 32 comarcas y las tres diputaciones provinciales; la Federación Aragonesa de Montañismo, que cuenta con 7.500 federados de 150 clubes en Aragón; la UAGA y ASAJA con 4.800 afiliados y 3.500 socios, respectivamente, y la CREA, que representa a organizaciones empresariales de Zaragoza, Huesca y Teruel, además de técnicos del Gobierno de Aragón. También han participado la Plataforma en Defensa de la Montaña y el Instituto Pirenaico de Ecología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.