Va a pasar el último tren – otro modelo de desarrollo es posible

EL PIRINEO ARAGONES 06-03-2009

Va a pasar el último tren 

Seguro que muchos recordamos como hace unos cuantos años se intentó realizar la conexión del gasoducto europeo con España a través de nuestros valles. Fueron varios los grupos minoritarios de ecologistas que se opusieron a su paso por el Valle del Aragón o por el Valle de Tena. Entre tanta discusión en nuestra zona y el hermetismo navarro se publicó la noticia: el gasoducto que enlazaría España con Europa se construiría a través del Pirineo navarro, con todos los beneficios que la obra ha supuesto y sin prácticamente ninguna repercusión medioambiental. 

Más recientemente se habló de la unión de Astún y Formigal a través de Izas. Un proyecto en el que Canfranc se situaría como centro de las dos estaciones invernales, un gran proyecto que no contemplaría ningún tipo de edificación en la montaña y que supondría dar al tren una gran notoriedad, incluso convertirlo en el medio de transporte preferido por los esquiadores. Varios fueron los grupos que se opusieron y, a partir de aquí, el Gobierno de Aragón a través de Aramón, decidió invertir en el Valle de Tena y Cerler. Nos volvimos a quedar en este valle sin ningún tipo de inversión autonómica en el turismo de la nieve. Es más, con los impuestos que se recaudan en este Valle se financian las obras de nuestro valle hermano y aquí las infraestructuras se nos quedan obsoletas. 

Las personas que integran estos grupos de oposición en muchos casos ni siquiera residen aquí. Su idea es que nuestros ingresos procedan de la ganadería y de la agricultura y que nuestra economía se sustente en la fabricación de mermeladas, mantequillas, quesos… Les encanta venir el fin de semana a disfrutar de unos paisajes sorprendentes, de una estupenda gastronomía donde se pueda comer en tal o cual borda, perdida en el monte, unos huevos recién puestos, y hacerse una foto con la que el lunes presumirán ante sus compañeros de trabajo del paraje casi inexplorado que han encontrado. Señores, nosotros preferimos tener pueblos y ciudades con actividad social, económica y cultural, donde se viva con comodidades, haya buena atención médica, donde existan escuelas y los niños corran por las calles. Preferimos pueblos vivos y enclavados en paisajes con el mínimo impacto medioambiental posible.

El Pirineo no tiene otro modelo de desarrollo que el turismo. Nuestra industria está en las montañas. Montañas que queremos conservar porque aquí han vivido nuestros padres y aquí queremos que vivan también nuestros hijos. De ellas depende nuestro desarrollo económico, que pasa por la modernización de las estaciones de Candanchú y Astún, ésta última con un nuevo proyecto de desarrollo que, según se nos informa desde el Ayuntamiento, deja en la mitad el terreno edificable y consta de zonas verdes, y por la unión de éstas con Formigal a través de una estructura blanda por Canal Roya. Sin ningún tipo de construcción. Siempre sobre la base de un desarrollo equilibrado del Pirineo y de nuestro valle, donde nuestro territorio pueda competir con estaciones europeas, se generen puestos de trabajo y una siempre deseada calidad de vida. 

Las próximas financiaciones que pretende hacer el Gobierno de Aragón en Cerler van a ser de 400 millones de euros. Los pagamos todos los aragoneses. El Valle del Aragón debe recibir lo mismo. No hay otra alternativa que la nieve y el turismo para nuestro Pirineo y además se puede compaginar con pastos y ganadería. Es necesaria la renovación de Candanchú, Astún y su unión por Izas con Formigal y si desde aquí no hacemos fuerza, nos volverá a pasar como en las ocasiones anteriores y perderemos el último tren. Nos volveremos a quedar otros cuantos años fuera del juego y quizá Aramon decida empezar a trabajar con el sur de Francia: unir el Sobrarbe con Piau-Engaly a través de dos remontes y un teleférico es su nueva idea. 

VÍCTOR BARRIO. Presidente de la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de la Jacetania (ACOMSEJA).


RADIO HUESCA 12-03-2009

Otro modelo de desarrollo es posible

Chunta Aragonesista de la Jacetania

En las últimas semanas estamos asistiendo a un debate muy interesante sobre el modelo de desarrollo que queremos para el Pirineo en general y, para nuestra Comarca en particular, con motivo del Convenio para la ampliación de Astún aprobado inicialmente en el mes de Enero de 2.009, con los votos favorables de PSOE – PP – PAR y el voto en contra de CHA. Este Convenio permitirá la construcción de más de 800 apartamentos en este enclave pirenaico.

En el pasado mes de Febrero el Foro de la Agenda 21, también se posicionó en contra del citado Convenio y este hecho parece que ha escocido al equipo de gobierno, porque primero han tratado de menospreciar la capacidad de decisión y la representatividad de dicho Foro y después han tocado a rebato “invitando” a pronunciarse a favor a las distintas asociaciones de empresarios de la comarca. Incluso el Ayuntamiento de Canfranc, (gobernado por independientes que han sido acogidos en los tiernos brazos del PSOE), convocó un Pleno Extraordinario para aprobar por unanimidad el apoyo al Convenio de Astún.

Los que manifestamos nuestra oposición a este proyecto urbanístico, aunque no seamos mayoría, no somos esporádicos visitantes que venimos a disfrutar -en alguna borda- de una suculenta comida los fines de semana, somos ciudadanos de la zona, sensibilizados con los problemas que nos amenazan un día sí y otro también, que en ningún caso menospreciamos a los emprendedores que con todo su esfuerzo se dedican a la fabricación de quesos, mermeladas o cualquier producto artesanal de nuestra tierra, como manifestó recientemente el presidente de ACOMSEJA.

Las personas que de forma decidida desechamos la propuesta expresada en el Convenio de Astún creemos que otro modelo de desarrollo para el Pirineo es posible, la nieve y los deportes de invierno son importantes, pero sin duda no es el único recurso del que disponemos, también el Pirineo existe en verano, existe la agricultura y la ganadería desde tiempos inmemoriales pero, por qué no pueden existir en nuestra comarca unos Polígonos Industriales Públicos que atraigan a empresas no contaminantes (nuevas tecnologías, energías renovables, industria agroalimentaria) creando empleos estables y bien pagados, fijando población, ….

Los que lo fían todo al negocio de la nieve en el Pirineo (ARAMON, Gobierno de Aragón…) han desarrollado en otros municipios varias Plataformas Logísticas, creando puestos de trabajo y convirtiéndose en una gran opción de desarrollo.

Por qué en lugar de gastarse 100 millones de Euros en las estaciones del Valle de Tena (más los 400 millones en Castanesa), no invierten unos pocos millones en mejorar las estaciones del valle del Aragón (sin más ladrillos) y otros pocos millones en crear pequeños Polígonos Públicos en los puntos estratégicos de nuestra Comarca.

Somos partidarios del desarrollo equilibrado de todos nuestros pueblos, que todos nuestros jóvenes tengan un trabajo fijo y bien remunerado y esto no lo da solamente el esquí, hay que tener mayor amplitud de mira facilitando la implantación a aquellas industrias limpias que deseen instalarse en nuestro territorio.

Es una cuestión de voluntad política de nuestros gobernantes. Los ciudadanos deberíamos decirles con nuestra voz y nuestro voto que gestionen las inversiones, sin tener que derrochar el dinero público en fatuos macroproyectos y, lo distribuyan de forma más equilibrada y racional.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.