una marea de hormigon

En el Ayuntamiento de Montanuy, Huesca, han aprobado provisionalmente un
plan urbanístico como los innumerables que viene denunciando su periódico.
Somos 180 habitantes reales de 300 censados los que vivimos en este
municipio del Pirineo aragonés y el plan urbanístico prevé construir 2.300
viviendas y 3.500 plazas hoteleras, total 13.000 habitantes más, lo que
significa multiplicar la población real por 70, sin que existan servicios
ni infraestructuras para tal despropósito. Como va siendo costumbre, este
plan viene acompañado por tres campos de golf y la ampliación de la
estación de esquí de Cerler hacia el valle de Castanesa, uno de los últimos
valles pirenaicos que conservan el paisaje rural y de alta montaña en buen
estado. Este plan ha sido redactado por el Ayuntamiento para ARAMON,
empresa constituida al 50% por el Gobierno aragonés (DGA) e Ibercaja y
evidentemente respaldado por las instituciones aragonesas que deberían
protegernos de la especulación y la destrucción de los recursos naturales.
Este plan lleva aparejada la recalificación de decenas de hectáreas de
terrenos rústicos. Estamos solos y nos sentimos traicionados por nuestras
instituciones. No sabemos qué hacer. Nuestra única esperanza es que la
publicidad les haga dar marcha atrás, antes de que esta verdadera marea
negra de hormigón entierre al Pirineo como ya lo ha hecho con el
Mediterráneo. Ayúdennos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.