Un millón de esquiadores han pasado por javalambre en sus 20 años de historia

La estación ha ido creciendo en estos años y ha pasado de los dos kilómetros de las dos únicas pistas, dos remontes (un telesilla y un telesquí) y quince cañones de nieve con los que arrancó en 1996, a contar, después de la última ampliación, con más de 15 kilómetros de pistas de todos los niveles de dificultad.

Uno de los impulsores de la segunda estación invernal turolense (por riguroso orden de puesta en servicio) fue Salvador Galve. El actual director de Proyectos Corporativos del Grupo Aramón, se incorporó a Nieve de Teruel en 1991 como director gerente de la sociedad. «Comenzamos con el proyecto de Javalambre muy ilusionados», recuerda Galve, que puso en marcha la nueva estación con personal trasladado de la vecina Valdelinares. «La emoción era mucha por conseguir que ocurriese lo mismo en Javalambre», recordó.

La plantilla ha sido uno de los pilares del proyecto. Muchos de los responsables de las diferentes áreas de la estación se incorporaron al proyecto en sus comienzos.

El actual director de Aramón-Nieve de Teruel, Mario Gómez, insistió ayer en que «si volviésemos a poner en marcha este proyecto lo haríamos con la misma gente, con el mismo equipo humano».

Para Gómez, «pasar de los dos kilómetros de pistas a quince kilómetros esquiables es el resultado de muchos esfuerzos y mucha gente apostando por ello». También agradeció el papel de los patronos, Gobierno de Aragón e Ibercaja, «que siempre lo han tenido muy claro y han apostado por Nieve de Teruel».

El efecto Javalambre

La puesta en servicio de la estación revolucionó una sierra que veía cómo buena parte del turismo se desviaba en la antigua carretera nacional hacia Valdelinares y Alcalá de la Selva.

Desde su apertura, por la estación han pasado, según las estimaciones de Aramón, «más de un millón de esquiadores, y otro millón de turistas». Ello ha tenido un impacto directo en la economía local, revitalizando a muchos de los pueblos de la zona. Y es que el ochenta por ciento del gasto de los esquiadores que llegan a la sierra para pasar más de un día se realiza fuera de la propia estación.

Hoy, la estación de Javalambre tiene previsto abrir con 8 kilómetros de pistas de todos los niveles, mientras mira a al cielo pendiente de la llegada de la ola de frío que le permita fabricar nieve para poder abrir toda la estación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.