Sociedades opacas

Según la Cámara de Cuentas que preside Antonio Laguarta, las sociedades creadas por la DGA han estado contratando (y se supone que seguirán haciéndolo) sin cumplir los principios de igualdad, mérito y capacidad; por supuesto sin publicidad ni la más mínima transparencia. Con los sueldos que han pagado a sus directivos y empleados ocurre algo muy parecido, y no estamos hablando de ninguna minucia, pues en el 2010 dichas empresas supuestamente públicas abonaron retribuciones por valor de 46,6 millones de euros. De esta forma, todas las dudas y sospechas que durante años han rodeado la gestión de sociedades como Motorland, Plaza, Aramón, Expo Zaragoza Empresarial, etcétera toman cuerpo. Se hace imprescindible una auditoría con luz y taquígrafos que acabe definitivamente con tanta opacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.