Panticosa paga con forfaits y plazas de garaje los terrenos para abrir una pista de evacuación

El Ayuntamiento confía en que pronto cuente con la declaración de interés social para otorgar la licencia de obras

La nueva pista de evacuación de la estación de Panticosa estará lista para la próxima temporada. El Ayuntamiento ya tiene preparado el acuerdo para la cesión temporal de uso por parte de sus propietarios de los terrenos necesarios para construir la pista de evacuación y confía, además, en lograr en breve la declaración de interés social del proyecto, paso previo a la concesión de la licencia de obras, trabajos que podrían comenzar esta primavera. El camino proyectado es de 1,2 kilómetros, costaría entre 1,5 y 2 millones de euros e incluiría la construcción de un nuevo puente sobre el río para llegar al parquin de la estación.

 La nueva pista

El consistorio de Panticosa mantuvo un encuentro el pasado viernes con la veintena de propietarios de los terrenos por los cuales pasará la pista de evacuación para presentarles el acuerdo. Se trata de un contrato de arrendamiento que se firmará con cada uno de los dueños por un periodo. El mismo no llevará aparejada una contraprestación económica, ya que la intención de los responsables municipales es compensarles con bonos de temporada para esquiar en la estación. En concreto, se entregaría un forfait por cada 1.000 metros cuadrados que se cedan, con un mínimo de un bono por propietario, si bien todavía está pendiente un estudio topográfico para ver qué superficie se ocupa a cada uno de los titulares del suelo. La nieve, explicó el alcalde, Ricardo Laguna, dificulta esta labor ahora mismo, si bien se realizará en el momento que el manto blanco se deshiele.

No obstante, el alcalde especificó que no todos los propietarios reclaman pases. «Hay algunos que prefieren una plaza de aparcamiento en los garajes municipales como compensación», relató, y añadió que disponen en dos zonas diferentes, en la zona de la Fajuala, junto a la iglesia, y en el Estacho, a la entrada del pueblo. Y, según añadió, problema no hay ya que «la valoración es la misma» que los pases de temporada y «desde el ayuntamiento entendemos que tenemos que colaborar, los propietarios no deben ponerlo todo y debe hacerse con dinero público».

Como en los Alpes

El documento de arrendamiento tendrá una duración de 18 años. El primer edil hizo hincapié en que el contrato que firmarán los propietarios es de alquiler de los terrenos. «No perderán sus derechos sobre esas tierras», recalcó. En invierno estas tierras tienen un mínimo uso, por eso entiende que no hay problema en alquilarlos y en verano «podrán utilizarlos como pastoreo, que es lo habitual», subrayó. «Esta fórmula, de alquilar los terrenos en invierno a la estación y reutilizarlo en verano con

Coloreada de azul, la nueva pista partirá de la zona Selva Verde (donde finaliza el antiguo telesilla Santa Cruz), para descender hasta el pueblo, ampliando el dominio de la estación. Tendrá 25 metros de ancho, se calificará como azul (fácil) y en sus 1,2 kilómetros salvará 355 metros de desnivel. el ganado, ya están en marcha en los Alpes», resaltó Laguna. «Lo importante es que es un trato igual para todos y que se coge un poco de cada terreno, se reparten las afecciones», concluyó.

Desde la oposición, también ven con buenos ojos la fórmula de que haya un trato igual para todos. «Estamos de acuerdo en que se haga la pista. El ayuntamiento, desde un principio, aseguró que colaboraría con Aramón para la ocupación de esas fincas particulares y nos parece bien, sobre todo que se haga igual para todo el mundo, que no pacte cada uno unas condiciones diferentes, y que todos las conozcan», aseguró Lourdes Arruebo, concejala del PSOE. Explicó que entienden que no son buenos años para hacer grandes inversiones y recalcó que lo importante es que tenga la anchura suficiente, «aunque no se llegue a innivar al cien por cien», subrayó.

Un nuevo puente sobre el río

La nueva pista proyectada, que no tiene nombre todavía, costaría entre 1,5 y 2 millones de euros en total. Se trata de un recorrido que parte de la cota 1.520, la zona conocida como Selva Verde y descendería, casi paralela a la telecabina. Tendría una longitud total de 1,2 kilómetros y salvaría 355 metros de desnivel. Asimismo se construiría un nuevo puente sobre el río para llegar hasta el aparcamiento de la estación, en el caso urbano de la población. Cabe señalar que dicha infraestructura tendría 10 metros, más ancha que la que existe en la actualidad, una antigua pasarela.

Este espacio, además, supone una ampliación del dominio esquiable de la estación de esquí de Panticosa y una solución para evacuar a los esquiadores en caso de emergencia, como ya ocurrió hace 13 meses cuando quedaron atrapadas más de mil personas en el complejo de esquí porque una ventisca paralizó el principal remonte de la estación, la telecabina. Esta pista azul (baja dificultad), permitirá la salida de los aficionados.

Laguna insistió en que el Ayuntamiento trabaja para finalizar los trámites cuanto antes, tanto con los propietarios de los terrenos como administrativamente. El expediente ya ha sido enviado al Consejo Provincial de Urbanismo para lograr la declaración del interés social del proyecto de la nueva pista. Al existir fincas particulares en ese monte, se requiere una autorización especial para instalaciones de interés público o social, como paso previo la concesión de la licencia de obras. El último pleno municipal pidió al Consejo de Urbanismo que se pronuncie sobre su solicitud en un plazo de dos meses.

Según relató el alcalde, cuando finalicen estas gestiones otorgarán la licencia de obra para la nueva pista, en cuyo trazado ya se hicieron desbroces el pasado otoño. La intención no es otra que la de que los trabajos puedan comenzar con el buen tiempo y esté lista para la próxima temporada.

 LONGITUD Y DESNIVEL PARA UN DESCENSO OLÍMPICO

La pista de evacuación lleva varios años diseñada. Y es que se ideó cuando el Pirineo aragonés soñaba con una candidatura olímpica. Miembros de Comité Olímpico Internacional y del Consejo Superior de Deportes visitaron la estación porque era una de las posibilidades para realizar una pista de descenso, que no existe en ninguna de las estaciones de la Comunidad. De ahí que una de las condiciones más importantes es que tenga anchura suficiente en la parte baja para que sirva como pista de descenso, para lo que se exige, entre otros, un desnivel mínimo de 800 metros, pendientes, muros y saltos con una dificultad determinada o una anchura y trazado que aseguren la seguridad de los esquiadores ya que se trata de una prueba de velocidad. Asimismo, debe tener espacio suficiente en la zona de llegada para los espectadores. Y parece que la nueva pista de evacuación que se va a habilitar, sumada a otras de la estación, como un único recorrido cumplirían los requisitos. Partiría desde el Mirador de los Valles (2.200 metros) hasta la base del pueblo.

20

Los terrenos sobre los que se abrirá la nueva pista son de una veintena de a los que se les ha presentado ya el convenio para la cesión

Longitud y desnivel

«Lo importante es que es un trato igual para todos los afectados»

Costará entre 1,5 y 2 millones de euros.

La nueva pista tendrá 1,2 kilómetros y una pendiente media del 27,9%. La anchura media será de 25 metros y se calificará como azul (fácil).

Se construirá un nuevo puente sobre el río de 10 metros de ancho y paralelo a la antigua pasarela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.