Otro alud bloquea el acceso al balneario y adelanta su cierre

EL PERIODICO DE ARAGON 

Otro alud bloquea el acceso al balneario y adelanta su cierre

Un nuevo alud obligó a cortar de nuevo, a las dos de la tarde de ayer, el acceso al balneario de Panticosa cuando llevaba apenas cinco horas y media abierto. La DGA habilitará esta mañana una vía de salida para posibilitar la evacuación del personal y los clientes del complejo hostelero. Y este será el fin de la temporada de invierno para el centro, adelantada una semana por la «incomodidad» de los cortes, según explicó a Efe el director comercial del centro, David Rey

La nueva avalancha, la sexta de la semana, tuvo lugar a la altura del kilómetro 4,5 de la A-2620. El pasado martes, en el primero de los aludes de la semana, sí hubo dos lesionados leves al sorprenderles la colada en el coche. Uno de ellos sufrió heridas por los cristales rotos al salir y el otro diversas contusiones, aunque ambos fueron atendidos con pronóstico leve.

Tras la incidencia, y una vez reabierta la vía, el pasado jueves fueron cuatro aludes consecutivos los que obligaron a cerrar de nuevo el acceso por carretera. Las avalanchas se produjeron entre primera hora de la mañana y el mediodía, y arrastraron gran cantidad de nieve.

Las tareas de limpieza duraron hasta la noche del viernes, aunque, por precaución, la carretera permaneció cerrada al tráfico hasta las ocho y media de la mañana de ayer, cuando los clientes y trabajadores pudieron salir. Pero a las dos de la tarde, cinco horas y media después de la apertura oficial, una nueva caída de nieve volvió a clausurar el acceso.

Los aludes son habituales en la zona, y este año la incidencia aumenta al haberse acumulado gran cantidad de nieve en sucesivas capas que, debido al calor, se vuelven inestables.


HERALDO DE ARAGON

Más de 300 personas evacuadas del Balneario de Panticosa

A los 60 trabajadores y 230 clientes del balneario se han sumado 43 personas que se encontraban en el Refugio de Bachimaña. El director del balneario pide soluciones a los aludes sobre la calzada.
 Las 43 personas que se encontraban en el Refugio de Bachimaña han sido las últimas en ser evacuadas desde el Balneario de Panticosa, cuya carretera de acceso está cortada desde este sábado por el riesgo de caída de aludes. 
Fuentes del Gobierno de Aragón han informado de que estas 43 personas han sido trasladadas en un autobús desde el balneario, hasta donde han descendido a pie desde el refugio, a la localidad de Panticosa. 
Esta evacuación se suma a la de las 290 personas del balneario –60 trabajadores y 230 clientes–, que ha tenido lugar previamente. Este establecimiento hotelero ha decidido adelantar a este domingo el cierre, que tenía previsto para el 7 de abril. 
La carretera que une la localidad de Panticosa con el balneario del mismo nombre, la A-2620, ha quedado cerrada al tráfico por el riesgo de aludes –alto ante la subida de las temperaturas–, hasta nuevo aviso. 
Esta vía sufrió el pasado jueves la caída de cuatro aludes, que hizo necesario interrumpir el tráfico por ella hasta este viernes, cuando se abrió entre las 17.30 y 19.00. El sábado se reabrió, si bien otro alud caído a primera hora de la tarde obligó a cerrarla de nuevo. 
Varios técnicos de la dirección general de Carreteras han estado trabajando en esta vía desde primera hora de leste domingo, creando un carril para facilitar la salida de trabajadores y clientes.
En primer lugar, hacia las 9.05, han accedido al balneario las personas que este sábado se encontraban fuera del establecimiento cuando cayó el alud. Lo han hecho escoltadas por efectivos de la Guardia Civil. Estas personas han recogido sus pertenencias y hacia las 9.15 ha comenzado la evacuación total. 
La salida se ha realizado escalonada ante el riesgo de caída de aludes. Los clientes del centro termal han comenzado a desalojarlo en sus propios vehículos, bajando en grupos pero manteniendo una distancia de seguridad entre ellos, según explica R. G., uno de los desalojados, «por si caía algún nuevo alud que solo alcanzara a un coche y no a todos».
Cada 15 minutos un nuevo grupo iniciaba la ruta de salida. Alrededor de 15 efectivos de la Guardia Civil se encontraban en alerta a lo largo de la toda la ruta. También han participado dos palas quitanieves y caminones de la dirección general de Carreteras. 
Antes del desalojo, que se ha desarrollado de forma tranquila, los clientes han podido desayunar «con toda normalidad» en la instalaciones turísticas.
Cierre adelantado
El director del balneario, José María Teixidó, ha señalado que ya han salido todos los clientes y trabajadores y solo faltaba por salir él. Teixidó ha agregado que han decidido cerrar las instalaciones «ante la inseguridad de la carretera» que en los últimos días ha sufrido la caída de varios aludes, el último este sábado, lo que ha obligado a cortarla varias veces. 
Según ha apuntado, los servicios hoteleros estaban asegurados «al 100%», pero «el cierre de la carretera no depende de nosotros» y ha pedido a la Administración competente que solucione este problema ya que «los últimos aludes han caído todos en el mismo punto», en un margen de diez metros cuadrados y «no debería ser difícil arreglarlo». 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.