La voz de las montañas

Las máquinas y los medios mecánicos entrarán por vez primera en la historia en los paisajes naturales del valle de Espelunciecha, y este rincón idílico de alta montaña, contiguo a la frontera francesa y al Parc National des Pyrénées será transformado drásticamente para dar paso a un modelo de desarrollismo arcaico, más propio de los años setenta que de hoy en día.

Pero la toma de Espelunciecha es tan sólo la avanzadilla de una serie de acciones prometidas por el Gobierno de Aragón e Ibercaja, aunque sin planificar en un plan estratégico del Ejecutivo aragonés. Detrás vendrá la sentencia de muerte para otros rincones del valle de Benasque (Ardonés y Castanesa) y también para las sierras turolenses de Gúdar o Javalambre. Sus voces silenciosas serán apagadas por el ruido de las máquinas, el bullicio del gentío y por los motores. Valle abajo se construirán más apartamentos, urbanizaciones, se ampliarán las carreteras… Y, todavía, la amenaza puede extenderse muy posiblemente a otras montañas serenas como Punta Suelza en el valle de Chistau y La Munia en el de Bielsa. Por que ARAMÓN tiene intención de duplicar el dominio esquiable actual.

Diversas personas y colectivos vinculados a la montaña y el medio ambiente hemos pedido diálogo abierto, mesura y que se sopesen adecuadamente las opciones y alternativas de desarrollo para estas áreas de montaña tan frágiles desde el punto de vista ecológico. Y, mientras tanto, que se paralicen los proyectos más inmediatos. Para ello hemos creado una Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón, y hemos redactado un Manifiesto que ya han suscrito desde la página web www.ecologistasaragon.org/nieve más de 500 personas y diversos colectivos. Hemos dejado claro, de antemano, que no estamos en contra del esquí. Pero que el monocultivo de la industria del turismo blanco no es la mejor opción de futuro, máxime cuando la ONU advierte del cambio climático que en los Alpes -más fríos y altos que los Pirineos- conllevará en 30 ó 50 al cierre de 230 estaciones existentes, las cuales dejarán de tener suficientes niveles de nieve. El día 20 de marzo está convocada una concentración en el collado del Portalet, a las 12 horas. Queremos que se cumplan las leyes de protección de la naturaleza. Y que Europa sea conciente de que el Estado Español puede incumplir con estos proyectos las Directivas de Aves y Hábitats. Que se oiga la voz de las montañas más hermosas que hay en nuestro país.

Si uno camina en soledad por Espelunciecha convendrá con nosotros que hay paisajes fabricados con demasiada lentitud como para que nunca decaigan, de forma y aspecto, demasiado magníficos como para ser destruidos. Es la lucha de David contra Goliat, pero hay esfuerzos conservacionistas que merecen la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.