La plantilla de boí-taüll vuelve a convocar huelga indefinida por impago de nóminas

La plantilla de trabajadores de BoíTaüll acordó el pasado jueves en asamblea y de manera unánime convocar otra huelga indefinida a partir del día 10 de noviembre ante el impago de nóminas por parte del grupo inmobiliario Nozar, propietario de la estación de esquí de la Alta Ribagorça. El acuerdo para convocar la huelga indefinida llega, según los asistentes a la reunión, tras otra demora por parte de la empresa de pagar a finales de septiembre las nóminas atrasadas de mitad de julio, agosto y septiembre a los trabajadores de la estación. Fuentes de los trabajadores indicaron que la firma ha incumplido el calendario de pago y “no aclara cuándo se podrán cobrar todas las mensualidades, incluso la de octubre”, dijeron. La deuda del grupo inmobiliario con los trabajadores se cifra ahora en más de 250.000 euros y los representantes de este colectivo reclaman poder cobrar antes de iniciar la temporada de invierno prevista para finales de este mes de noviembre. Por su parte, fuentes de Nozar apuntaron ayer que la firma está negociando soluciones definitivas para asegurar la viabilidad económica de la estación y que la demora en el pago de las nóminas “se podría solucionar la próxima semana cuando se liquidarían los salarios atrasados”. “Entendemos que la plantilla esté molesta pero trabajamos para proteger los puestos de trabajo y muy pronto podremos cerrar B.T acuerdos importantes para el complejo”. El portavoz del comité de empresa y miembro del sindicato CCOO, Manuel Romero, señaló ayer que los trabajadores solo desconvocarán el paro indefinido si se cobran todos los atrasos y “existe una garantía de cobro del resto de temporada de invierno”, aseguró. Por su parte, el delegado de la Generalitat en el Pirineo, Albert Alins, mostró su preocupación por la situación actual, tanto de los trabajadores como de la firma titular del complejo. “La estación es muy importante para la comarca y el desarrollo del territorio y más, cuando estamos ante un momento muy difícil a las puertas de la nueva temporada”. Asimismo, dijo que las negociaciones para la venta del complejo al Govern podrían haberse ralentizado y confió en que la firma pueda afrontar el pago de las nóminas.

LAS CLAVES

Nóminas impagadas. Boí Taüll ha acumulado el impago de más de tres nóminas a su plantilla en más de una ocasión. Finalmente los trabajadores han decidido convocar una nueva huelga indefinida a partir del próximo día 10 de noviembre. Préstamo de la Generalitat. La Generalitat, a través de la empresa pública Avançsa, ha concedido este año un préstamo de 600.000 euros a la empresa para garantizar que Boí Taüll siga abierta y hacer frente al pago de las nóminas pendientes. Venta del complejo. El grupo Nozar negocia la venta de Boí Taüll a la Generalitat sin perder la gestión del complejo, a través de un acuerdo que le permita seguir al frente de la estación como arrendatario o concesionario.

Préstamos del Govern para resolver problemas de tesorería

La Generalitat concedió al grupo inmobiliario Nozar, a través de la empresa pública Avançsa, un préstamo de 600.000 euros para resolver los problemas de tesorería de BoíTaüll y garantizar que la estación siga abierta. Nozar deberá devolverlo con el 50% de la recaudación por la venta de forfaits a lo largo de la temporada 2014-2015. En el último año Nozar ha devuelto el préstamo de 400.000 euros que le concedió el Govern para que la estación de la Alta Ribagorça pudiera abrir al público durante el verano de 2013. El grupo, sujeto desde hace años al cumplimiento del convenio con sus acreedores que le permitió superar la situación concursal y evitar el cierre en 2012, busca garantizar la continuidad de Boí Taüll a largo plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.