La nieve ¿sector económico estratégico?

El pasado 9 de diciembre se hizo público que el grupo Aramon (formado al 50% por IberCaja y el Gobierno de Aragón) acumula una deuda de 94,9 millones de euros (15790 millones de las antiguas pesetas), que debe refinanciar este mes. Las entidades financieras quieren recuperar el 60% de la deuda en tres años; el 40% restante es a largo plazo y, según los dirigentes de Aramon, no supone un problema “dado que el grupo dispone de suelos en varias de sus estaciones pendientes de desarrollo urbanístico”.

Mientras tanto, el Gobierno recién salido de las urnas anuncia un nuevo aporte de fondos públicos por enésima vez, en esta ocasión 9 millones de euros exigidos por dichas entidades financieras.

Esta temporada ha comenzado mal, las estaciones del grupo han recibido 78000 esquiadores menos en el puente de la Consitución, ya que solo una estación ha podido abrir con menos de 10 km de pistas. Los últimos años habían sido excelentes en cantidad de nieve y esquiadores, sin embargo nunca se habían ofrecido datos de los balances económicos reales.

Ahora, por fin, sabemos la profundidad del agujero generado durante los años de bonanza económica. ¿Puede algún responsable del Gobierno de Aragón o IberCaja explicar de manera realista y creíble de donde va a salir el dinero para tapar ese agujero? ¿Cual será el desarrollo estratégico del sector en los próximos años de, la más que probable, penuria económica? ¿Podemos esperar alguna aclaración de responsabilidades, investigación independiente de las inversiones, dimisión?

Mientras tanto, el 16 de diciembre se presentaba en Canfranc el «Aragón Ski Circus», nuevo macroproyecto que persigue la unión de las estaciones de esquí de Astún, Candanchú y Formigal y cuyo coste total ascendería a 42,3 millones de euros. El Gobierno de Aragón apoya la iniciativa, aunque no se ha comprometido en su financiación, de momento…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.