La ley de la montaña cuenta ya con más de 10.000 firmas de apoyo

EL PERIODICO DE ARAGON
La Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón continúa imparable su campaña de recogida de firmas denominada Diálogo por las montañas. Esta iniciativa lleva más de 10.000 peticiones individuales de ciudadanos que instan a las Cortes de Aragón a recuperar el texto de la Ley de la Montaña que en el 2005 fue avalado por más de 30.000 aragoneses, pero que ni siquiera se tomó en cuenta para un debate.

En este caso, los más de 250 voluntarios que se están dedicando a recoger las firmas llevan unas carpetas con copias por triplicado para cada solicitud: una para el demandante, otra para la plataforma y la tercera para ser enviada a las Cortes.

La campaña Diálogo por las montañas tuvo su punto de arranque el pasado 18 de marzo en Espelunciecha, junto a la estación de esquí de Portalet. En estos dos meses se ha conseguido crear una red de voluntarios encargados de la recogida por todo Aragón mayor incluso de lo esperado. Ya que si las estimaciones eran de 200 voluntarios, en estos momentos se superan los 250.

«Esta campaña está siendo muy bien acogida por los aragoneses, como continuación de la ya realizada con la ILP. Y aunque la recogida de peticiones es más laboriosa y compleja, está resultando ejemplar», afirma Paco Iturbe, miembro de la plataforma, quien cree que la Ley de la Montaña será resucitada «y aprobada» una vez se constituyan las nuevas Cortes aragonesas.

Y es que las asociaciones ecologistas no han cejado en su empeño por proteger el Pirineo y la alta montaña. La ILP contó en su día con el apoyo de los grupos parlamentarios de CHA e IU, la abstención del PP y el voto en contra de los grupos del Gobierno, PSOE y PAR. A pesar de que esta ley fue una de las promesas del presidente Marcelino Iglesias.

«En un territorio tan montañoso como Aragón resulta necesaria una norma para proteger la montaña», afirma Juan Carlos Cirera, también de la plataforma. La iniciativa se basaba en cinco puntos para superar los desequilibrios existentes en el Pirineo, y el objetivo era «fomentar y modernizar, por medio de un plan de desarrollo rural y sostenible, las montañas de Aragón».

La propia Plataforma en Defensa de las Montañas recuerda que «la especulación urbanística en muchos municipios del Pirineo y la ampliación del dominio esquiable, con las obras que implica, llevaron hace cuatro años a las organizaciones ecologistas de Aragón a recoger firmas» para la ILP. Y desde entonces, no han parado de movilizarse para intentar poner freno a los desmanes urbanísticos y ecológicos.

HERALDO DE ARAGON
Los ecologistas ya han recogido otras 10.000 firmas por la Ley de la Montaña
Con esos apoyos pedirán que se retome la iniciativa legislativa popular rechazada en 2005.

I. ARISTU. Zaragoza | La Plataforma en Defensa de las Montañas ha recogido ya otras 10.000 firmas en su empeño de que Aragón cuente con una Ley de Protección de la Alta Montaña. Después de que en diciembre de 2005 el PSOE y el PAR rechazaran en las Cortes la aceptación a trámite de una iniciativa legislativa popular respaldada por 30.000 personas -el doble de las necesarias-, la entidad que agrupa a diversas asociaciones ecologistas, deportivas y sociales de la Comunidad quiere que esos nuevos apoyos sirvan para que el Parlamento autonómico retome su propuesta.

Cada una de esas firmas recogidas ahora serán presentadas en el registro de la Cámara como una petición particular para que la Plataforma en Defensa de las Montañas comparezca ante la comisión de Peticiones de las Cortes. Allí, los ecologistas pedirán que el Gobierno de Aragón recupere y debata el texto de la iniciativa legislativa popular (ILP), una posibilidad legal prevista para este tipo de movilizaciones que los ecologistas quieren que fructifique a lo largo de este año.

«Calculamos que será en septiembre, con las nuevas Cortes ya constituidas, cuando entregaremos todas las firmas -explicó ayer Paco Iturbe, miembro de la Plataforma-. Hasta entonces seguiremos recabando apoyos, aunque no nos hemos puesto como objetivo ninguna cifra».

Iturbe considera que «aunque no se lograra ni un respaldo más» esta nueva iniciativa en favor de la Ley de Protección de la Alta Montaña «ya sería otro éxito». «En la Cincomarzada recogimos unas 500 firmas, pero el arranque oficial de la campaña tuvo lugar el 18 de marzo coincidiendo con la IV Concentración de Espelunciecha -recuerda este portavoz del movimiento ecologista-. Eso significa que en apenas dos meses hemos reunido 10.000 apoyos, con la dificultad añadida de que el proceso es más complejo que el de la ILP».
Apoyos por triplicado

En el caso de la iniciativa legislativa popular, bastó con que todas las personas que lo deseaban cumplimentaran un formulario creado por la Plataforma para reunir las 15.000 firmas necesarias. Sin embargo, ahora todos los apoyos se consiguen a través de unos blocs que custodian los más de 250 voluntarios que colaboran en la campaña. En esos cuadernos cada respaldo queda reflejado por triplicado, de forma que una hoja se la queda el firmante, otra la guarda la Plataforma y la tercera se presentará en el registro de las Cortes.

«Con que presentemos una sola petición bastaría, pero queremos demostrar que una gran parte de la sociedad aragonesa sigue pidiendo la ley de la montaña -señaló Iturbe-. Además, la propia campaña sirve para difundir nuestras peticiones, aunque en la calle se nota que la gente la conoce sin necesidad de que le expliquemos nada».

El texto de la ILP proponía, entre otras cuestiones, una moratoria sobre las ampliaciones de las estaciones de esquí y las urbanizaciones hasta que se logre una ordenación sostenible de las zonas de montaña. A pesar de las 30.000 firmas que la respaldaban, la iniciativa fue rechazada en las Cortes el 15 de diciembre de 2005 con los votos en contra del equipo de gobierno PSOE-PAR, la abstención del PP y el apoyo de CHA e IU.

La Plataforma en Defensa de las Montañas recuerda que, por primera vez desde la creación de la Cámara autonómica, una iniciativa legislativa popular no fue ni siquiera aceptada a trámite. «Lo que volvemos a pedir ahora es que se abra cuanto antes un debate sobre el modelo de desarrollo que Aragón quiere para el Pirineo», subrayó Iturbe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.