La estación de esquí boí taüll presenta un ere para sus 90 empleados

EL PAIS

La estación de esquí Boí Taüll presenta un ERE para sus 90 empleados

La propuesta de la dirección es aplicar el ERE entre el 1 de mayo y el 31 de octubre

La empresa solo contempla que tres personas trabajando estos seis meses para vigilar el complejo

La estación de esquí de Boí Taüll ha presentado esta mañana un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal que afecta a 90 personas, que son todos los trabajadores del complejo de esquí y los hoteles, según ha confirmado el presidente del comité de empresa, Manuel Romero.

La propuesta de la dirección es aplicar el ERE entre el 1 de mayo y el 31 de octubre, algo que, según los trabajadores, no solo supone la cancelación de la campaña de verano del complejo sino que también amenaza la próxima temporada de esquí.

«Pone en peligro la temporada de invierno porque el mantenimiento en los remontes se tiene que hacer casi a diario, desmontarlos y hacer reparaciones, para que la temporada que viene lo tuviéramos todo en marcha, y eso va a ser imposible», ha afirmado Romero. «Si en tiempo normal, aunque no hubiera pasado el ERE, ya cuesta llegar a diciembre con todo preparado, porque las inclemencias del tiempo siempre nos van retrasando, ahora va a ser imposible», ha añadido.

Las 90 personas afectadas son 17 empleados de la estación, 9 de la central de reservas de Barcelona y 64 de los hoteles del complejo conocido como Pla de l’Ermita.

Romero ha explicado que la propuesta de la empresa solo contempla que tres personas sigan trabajando estos seis meses para encargarse de la vigilancia de todo el complejo de esquí y los hoteles. «Solo para vigilar que nadie nos robe nada, porque no se hará ningún tipo de mantenimiento, es imposible», ha lamentado.

El presidente del comité de empresa ha avanzado que no aceptan la propuesta de la empresa y ha asegurado que el ERE no está justificado y tendrá efectos negativos, por lo que pedirán que se retire. Si no es así, Romero considera que es vital que, al menos, el personal de mantenimiento siga trabajando.

«Pediremos que siga todo abierto y como mucho, si la hostelería no puede abrir por ser deficitaria, al menos que el personal de remontes haga el mantenimiento de toda la estación de cara al invierno», ha matizado. La dirección de la empresa y los trabajadores se reunirán el próximo jueves para discutir el ERE.


ABC

La estación de esquí Boí Taüll presenta un ERE temporal afecta a 90 empleados

La estación de esquí de Boí Taüll ha presentado esta mañana un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal que afecta a 90 personas, que son todos los trabajadores del complejo de esquí y los hoteles, según ha confirmado el presidente del comité de empresa, Manuel Romero.

La propuesta de la dirección es aplicar el ERE entre el 1 de mayo y el 31 de octubre, algo que, según los trabajadores, no sólo supone la cancelación de la campaña de verano del complejo sino que también amenaza la próxima temporada de esquí.

«Pone en peligro la temporada de invierno porque el mantenimiento en los remontes se tiene que hacer casi a diario, desmontarlos y hacer reparaciones, para que la temporada que viene lo tuviéramos todo en marcha, y eso va a ser imposible», ha afirmado Romero.

«Si en tiempo normal, aunque no hubiera pasado el ERE, ya cuesta llegar a diciembre con todo preparado, porque las inclemencias del tiempo siempre nos van retrasando, ahora va a ser imposible», ha añadido.

Las 90 personas afectadas son 17 empleados de la estación, 9 de la central de reservas de Barcelona y 64 de los hoteles del complejo conocido como Pla de l’Ermita.

Romero ha explicado que la propuesta de la empresa sólo contempla que tres personas sigan trabajando estos seis meses para encargarse de la vigilancia de todo el complejo de esquí y los hoteles.

«Sólo para vigilar que nadie nos robe nada, porque no se hará ningún tipo de mantenimiento, es imposible», ha lamentado.

El presidente del comité de empresa ha avanzado que no aceptan la propuesta de la empresa y ha asegurado que el ERE no está justificado y tendrá efectos negativos, por lo que pedirán que se retire.

Si no es así, Romero considera que es vital que, al menos, el personal de mantenimiento siga trabajando.

«Pediremos que siga todo abierto y como mucho, si la hostelería no puede abrir por ser deficitaria, al menos que el personal de remontes haga el mantenimiento de toda la estación de cara al invierno», ha matizado.

La dirección de la empresa y los trabajadores se reunirán el próximo jueves para discutir el ERE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.